COLLAGENS…de fina estampa…JOSÉ RINCÓN en la BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA

 

                        El acto de donación en la Bibliotheca Alexandrina. De derecha para izquierda,Hala Omran (Head of Arts & Humanities Section), Rania Kalawy (Head of General Collections and Services Department),Tayb Sadek, Juan Manuel Vilaplana (Cónsul General de España en Alejandría), periodista, Mohamed Hasan (Director de Documentación del consejo Supremo de Antigüedades), Mª Teresa Jiménez (autora Diccionario Ilustrado de la Joyería), Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina) Francisco Lara y Hamdi Zaki (ex-Consejero de Turismo de la Embajada de Egipto en Madrid).

Desde el más profundo agradecimiento a todos los que hicieron posible la acogida y presentación en la Biblioteca de Alejandría del recientemente publicado Diccionario Ilustrado de la Joyería, de la Historiadora Mª Teresa Jiménez,  que vio la luz en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1752) el 18 de enero de 2018, escribo este texto.

Aprovechando la ocasión de la Conferencia “The Egypcian Treasuresin The Ilustrated Diccionary” que fuimos invitados a ofrecer el 13 de marzo pasado, en el magnífico Auditorio de la Biblioteca, con traducción simultánea al árabe,  la dirección de la misma organizó un precioso acto de donación del propio Diccionario y de varios lotes de libros. Lo que fue puntualmente divulgado en los medios de comunicación. Sin embargo, quiero aprovechar la ocasión para ampliar la información sobre los distintos libros ofrecidos y tanto reconocer a algunas personas como divulgar el contenido de los mismos.

COLLAGES…de fina estampa…JOSÉ IGNACIO RINCÓN (Sevilla,1959), fue una de las exposiciones realizadas dentro de la programación de IMPRIMA SOBRAL 2012,

acompañada de un curso de Técnicas Aditivas impartido por el mismo José Rincón en las dependencias del Instituto ECOA de Sobral (Ceará, Brasil).

                        Exposición de José Rincón en la Casa de Cultura de Sobral

José Rincón es un artista plástico que, aun habiendo encontrado su sello personal tiempo atrás, a la hora de ejecutar sus obras nunca ha dejado de experimentar y encontrar nuevas formas para expresar sus imágenes.

En esta ocasión el Rincón grabador ha dado paso al pintor. Sus grabados seccionados han sido los elementos básicos para la construcción de los collages que componen esta muestra que se presenta por primera vez en Brasil.

Formalmente, el autor, mantiene una estética podríamos decir post-industrial, al tiempo que conserva la creación de cruces, tan características en su obra. En esta ocasión, esas secciones de sus grabados abstractos conforman collages figurativos; así encontramos que figuras humanas, fábricas, cercas y árboles pueblan esta nueva exposición.

En el extenso currículo de José Rincón, se citan varias exposiciones realizadas en Ceará durante los años 90 (en el MAUC -Museo de la Universidad de Ceará-, la Galería JG Visual en Fortaleza y la exposición homenaje a Albert Einstein “A curvatura da Luz” en Sobral); ahora tenemos la ocasión de observar, además de una tendencia informalista en su obra, una explosión generosa de color en la obra de un artista, que es una de las referencias más importantes en el sector de la Obra Gráfica de la Península Ibérica y, tal vez, el maestro que ha formado más y mejores grabadores en la Historia reciente de las artes españolas.

Alejandría, fundada en la ribera del Mediterráneo,  cerca del delta del Nilo,  por Alejandro Magno (356-323 a. C.) en el año 332 a. C. A 220 km de la capital de la República Árabe de Egipto, El Cairo. Frente a una isla donde se construyó el Faro de Alejandría,  a fines del siglo III a. C.

El  historiador Yaqut Abd Allah al-Hamaui ar-Rumi (1179-1229), menciona que Alejandro el Macedonio fundó trece ciudades a las cuales dió su nombre, aunque solo lo conservaba (en el siglo XIII d. C.) la gran ciudad egipcia.

Su prematura muerte a los 32 años le impidió disfrutar del magnífico urbanismo ideado por Dinócrates de Rodas que se inspiró en las ciudades griegas del siglo V a. C., que convertiría Alejandría en el centro de la cultura del mundo antiguo, durante la dinastía faraónica de los Ptolomeos (305-30 a.C.)

La fundación de la Biblioteca-madre. La palabra griega “bibliotheke” identificaba cualquier estante, anaquel, armario o nicho en la pared que pudiera ser usado para almacenar rollos. Incluso los rollos de papiros se guardaban en cestos y vasijas.

 Ptolomeo I (367-283 a. C.), Soter (el ‘Salvador’), que había sido un importante general de Alejandro, reinó entre 305-285 a. C., iniciando en Egipto una dinastía, de sangre griega, de la cual la famosa Cleopatra seria el ultimo soberano.

Según lo manifiesta el obispo griego san Ireneo (c.130-c.208), Ptolomeo fundó en 297 a. C., en Alejandría, la “Biblioteca-Madre”, en el Bruchión (distrito real), cerca del puerto, que sería conocida como la Primera Biblioteca, y ordeno la construcción del Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde entonces, reemplazando simbólicamente a Atenas.

Para diferenciarla de la posterior, surgida unos 50 anos después, será identificada por los especialistas como la Biblioteca-Madre. Ptolomeo II (308-246 a. C.), llamado Filadelfo (‘el que ama a su hermana’), hijo de Ptolomeo Soter, que gobernó en Egipto de 285 a 246 a. C., llevo a cabo el proyecto de su padre construyendo el Faro y el Museo (“institución de las musas”), este ultimo considerado como la primera universidad del mundo en su sentido moderno, y además compró las bibliotecas de Aristóteles y Teofrasto.

Según escribió Plinio el Viejo (23-79 d. C.) en su Historia Natural, a causa de la rivalidad de la Biblioteca de Pérgamo con la Biblioteca de Alejandría, Ptolomeo Filadelfo prohibió la exportación de papiro. Por entonces los manuscritos se escribían sobre láminas de papiros, mientras que en  Pérgamo se invento el pergamino (preparando la piel de cordero, de asno, de potro o de becerro). El pergamino era más resistente que la hoja de papiro y además ofrecía la ventaja que se podía escribir sobre ambos lados.

Por entonces, esta primera biblioteca poseía trece salas de conferencias que podían albergar a cinco mil estudiantes.

Biblioteca universal. Cuando Ptolomeo Soter creó la Biblioteca de Alejandría, siguiendo el modelo de la Biblioteca ateniense de Aristóteles de Estagira (384-322 a. C.), el gran filósofo y preceptor de Alejandro el Grande. La idea inicial era que la Biblioteca contara con una copia de todas las obras escritas en griego, pero después se pensó que era mejor atesorar una copia de toda obra de interés escrita en cualquier idioma; por último, se abandonó el concepto mismo de .obra de interés por el de conseguir un ejemplar de toda obra existente.

La Biblioteca-Hija. Ptolomeo III (ca. 282-222 a. C.), Everguetis (el ‘Benefactor’) será el fundador de la “Biblioteca-Hija” en el Serapeum (templo dedicado a Serapis, una divinidad que era una combinación de Osiris y Apis), en la Acrópolis de la colina de Rakotis, que sumara 700.000 volúmenes según el escritor latino Aulio Gelio (ca. 123-ca. 165 d. C.). Cuando los helenos hablan de volúmenes se referían a rollos de papiros, y cada uno de ellos equivalía a unas 64 páginas actuales, así que se necesitaban muchos para formar un libro. Difícilmente una obra cabía en un solo rollo. (Ricardo H. Elia, Byzantion Nea Hella).

Roma (entre 88 y 44 a. C.) estaba sumida en guerras civiles. Entre 49-46 a. C., entre los partidarios de los triunviros Cneo Pompeyo (106-48 a .C.) y Julio Cesar (100-44 a. C.), mientras, en Egipto, la dinastía ptolemaica estaba en decadencia. Hacia el año 51 a. C., el trono estaba ocupado por una reina de solo 17 anos, Cleopatra VII (69-30 a. C.), cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 soldados (persiguiendo a Pompeyo, previamente asesinado por los ptolemaicos), durante la conquista de la ciudad incendió la flota alejandrina (72 naves) y el fuego se extendió y destruyó la Biblioteca. (Edward Morgan Forster, 1879-1970). Y más de 40.000 rollos de papiro fueron destruidos.

Parece ser que la Biblioteca mantuvo su actividad durante el periodo de la administración colonial romana, si bien, durante el siglo II y III d. C. la ciudad sufrió nuevos desastres y saqueos, aunque el material salvado de la Biblioteca-Madre será trasladado al edificio del Serapeum, en el sur de la ciudad, e integrado a la Biblioteca-Hija.

En 297, tras una revuelta, Alejandría fue  tomada y saqueada por las tropas de Diocleciano, tras un asedio de ocho meses, y se sabe que Diocleciano ordenó quemar millares de libros relacionados con la alquimia y las ciencias herméticas, para evitar que alguien pusiera en peligro la estabilidad monetaria.

En 330, con la fundación de la nueva capital imperial, Constantinopla, es probable que parte de su contenido fuera incautado por las autoridades imperiales y trasladado a la Nueva Roma.

También un terremoto, en  del 21 de julio de 365,  fue particularmente devastador. Según las fuentes, hubo 50.000 muertos en Alejandría, y el equipo de Franck Goddio del Institut Européen d´Archéologie Sous-Marine, ha encontrado en el fondo de las aguas del puerto cientos de objetos y pedazos de columnas que demuestran que al menos el veinte por ciento de la ciudad de los ptolomeos se hundió en las aguas, incluyendo el enclave de la Biblioteca.

El final de la Bibliotheca Alexandrina. Durante el siglo IV después de la proclamación del cristianismo como la religión oficial del imperio romano, los viejos cristianos de la Tebaida, y los prosélitos, odiaban la Biblioteca porque esta era el último reducto de las ciencias paganas. Paradójico que un siglo antes allí hubiera estudiado y formado cientos de discípulos un filosofo racional, al tiempo que espiritual, como Plotino (205-270), fundador del neoplatonismo. Cuyo aporte sobre la concepción de la realidad universal es su teoría sobre la trinidad: El Uno, el Nous y el Alma.

Durante el reinado del emperador Teodosio I (Imperio de Oriente, 379-392),  según las Crónicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, fue el Patriarca monofisita de Alejandría, Teófilo (385-412), quién consiguió un edicto del emperador ordenando la demolición de templos paganos, siendo el destructor y saqueador del Serapeum, el complejo que contenía la Biblioteca-Hija, la última biblioteca de la Antigüedad.

 “Agora” (2009), la pelicula de Alejandro Amenábar, basada en la biografía de la filosofa y científica alejandrina Hipatia (ca. 370-ca. 415), hija del matemático Theon Alexandricus (ca. 335-405), ilustra con realismo y veracidad los momentos en que la Biblioteca-Hija es destruida por los fanáticos monofisitas.

Su  destrucción significó la pérdida de aproximadamente el 80% del conocimiento de la  civilización greco-helenística, además de importantes  legados de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que finalmente seria reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al- Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.

Bibliotheca Alexandrina, recuperada e inaugurada en 2002, (Bioblioteca-Nieta , Hamdi Zaki dixit). 1.600 años después de su desaparición definitiva, la nueva Biblioteca Alejandrina ocupa una superficie de 36.700 m2, proyectada en 1987, fue promovida por la Universidad de Alejandría junto con el gobierno de Egipto y patrocinado por la Unesco (durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza, 1987-1999) y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Su espíritu, conectado con el de la Antigua Biblioteca de Alejandría, conmemora un momento histórico del pensamiento humano, el intento de albergar un summum del conocimiento, reuniendo las escrituras de todos los pueblos. Para hacer posible este proyecto se lanzó una llamada de colaboración a nivel mundial y muchos países (europeos, americanos y árabes, junto a la UNESCO) han contribuido con donaciones de recursos, equipos y volúmenes.

En la actualidad, es la cuarta biblioteca más grande del mundo. Contiene una de las salas de lectura más grandes del planeta, con capacidad para 2.000 personas, 2 millones de libros y capacidad para 5 millones, libros en 80 idiomas (entre los que destacan árabe, inglés y francés). A partir de ahora, también el Catálogo de la exposición COLLAGES…de fina estampa…de JOSÉ IGNACIO RINCÓN en la Primera Muestra Internacional de Grabado IMPRIMA SOBRAL, en lengua portuguesa, inglesa y  española. 

Francisco Lara Mora

 

 

 

IMPRIMA SOBRAL 2012 EN LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA (EGIPTO)

                        El edificio de ECOA, convertido en sede de IMPRIMA SOBRAL

Desde el más profundo agradecimiento a todos los que hicieron posible la acogida y presentación en la Biblioteca de Alejandría del recientemente publicado Diccionario Ilustrado de la Joyería, de la Historiadora Mª Teresa Jiménez,  que vio la luz en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1752) el 18 de enero de 2018, escribo este texto.

                        El acto de donación en la Bibliotheca Alexandrina. De derecha para izquierda,Hala Omran (Head of Arts & Humanities Section), Rania Kalawy (Head of General Collections and Services Department),Tayb Sadek, Juan Manuel Vilaplana (Cónsul General de España en Alejandría), periodista, Mohamed Hasan (Director de Documentación del consejo Supremo de Antigüedades), Mª Teresa Jiménez (autora Diccionario Ilustrado de la Joyería), Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina) Francisco Lara y Hamdi Zaki (ex-Consejero de Turismo de la Embajada de Egipto en Madrid).

Aprovechando la ocasión de la Conferencia “The Egypcian Treasuresin The Ilustrated Diccionary” que fuimos invitados a ofrecer el 13 de marzo pasado, en el magnífico Auditorio de la Biblioteca, con traducción simultánea al árabe,  la dirección de la misma organizó un precioso acto de donación del propio Diccionario y de varios lotes de libros. Lo que fue puntualmente divulgado en los medios de comunicación. Sin embargo, quiero aprovechar la ocasión para ampliar la información sobre los distintos libros ofrecidos y tanto reconocer a algunas personas como divulgar el contenido de los mismos.

La publicación del catálogo de la  Muestra Internacional de Grabado IMPRIMA SOBRAL 2012, nos permitió hablar del momento histórico que vivía Brasil, y concretamente Sobral, tras diez años de gobiernos progresistas, de sus gentes, personalizadas en los individuos que colaboraron en la producción y realización de la Muestra: el Vice-Secretario Sr. Aragão, Telma, Norma, Gerusa,  Andrea, Aninha, Ana Selma, Adriano, Lúcia, Eliane, Jocelio, Deliziers, Irmilly, Samantha, Eliane, Silvia, Gualberto, Vicente… y los montadores de las exposiciones Marcio y Sebastião , e incluso de la coyuntura actual de este mundo globalizado (principalmente para el tráfico de mercancías y capitales, pero no para el libre tránsito de las personas) y, cómo no, del Sector del Grabado, siempre  solidario y generoso.

                        El Secretario de Cultura de Sobral, Carlos Campelo, rodeado de su equipo  el día de la inauguración de IMPRIMA SOBRAL.

Advertíamos que quien visitara Sobral durante las fechas de IMPRIMA 2012, del 18 de mayo al 15 de agosto, se encontraría con agradables sorpresas, como el 1º Encuentro de Jóvenes Realizadores de América Latina y Caribe, “Nossas Américas, Nossos Cinemas”, la Programación del Teatro Municipal São João,  la Programación del Cine Municipal Ralb Rangel en la Casa de Cultura,  la Programación de la Escuela de Música,  el Ciclo de Conferencias, “Sobral Desenvolvimento para uma Vida Melhor” en el Centro de Convenciones del Municipio, el Festival Junino de Sobral (16ª edición  del  Festival de Quadrilhas), presentaciones de libros, etc., etc., que daba una idea del esfuerzo que realizaba el Gobierno Municipal en el ámbito cultural.

                        El alcalde de Sobral, Veveu Arruda, frente al Primer Premio IMPRIMA SOBRAL 2012

La convocatoria de IMPRIMA SOBRAL, contó con una participación de más de 200 autores; lo que supuso realizar una selección entre más de 300 trabajos presentados. El Comité de Selección escogió obras de 148 autores de 36 países diferentes:  Alemania, Argentina, Armenia, Bélgica, Bosnia Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Colombia, Corea del Sur, Cuba, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Italia, Japón, Kosovo, Lituania, Macedonia, México, Nepal,  Polonia, Puerto Rico, Serbia, Rumanía, Rusia, Turquía y Ucrania.

                        1º Gran Premio Raimundo Cela (10.000 reales). Autora: Daliute Ivanauskaite. Linograbado coloreado, 21x24,5cm. Lituania.

Aproximadamente,  la tercera parte de los seleccionados (53) fueron brasileños, de diversos Estados –Ceará, Pernambuco, Bahía, Espíritu Santo, Río de Janeiro, São Paulo, Minas Gerais, Paraíba, Río Grande do Sul y Santa Catarina-; exactamente la tercera parte de los brasileños (18) fueron del Estado de Ceará y, aproximadamente, la tercera parte de los cearenses fueron autores de Sobral (5).

                                      2º Premio (5.000 reales). Autor: Briar Craig. Título: "Kind of blue", serigrafía (53x72cm). Canadá.

Nuestro objetivo era colocar la Ciudad de Sobral en el “mapa-mundi” del sector de la Obra Gráfica, al tiempo que impulsar las posibilidades de los artistas del Municipio.  Conocedores de la capacidad del Sector de la Cultura para dinamizar los otros sectores económicos y, fundamentalmente, de impulsar el crecimiento personal de la ciudadanía, contando con la Declaración Federal de Ciudad Histórica de Brasil y con figuras como el Secretario de Cultura, Carlos Campelo, ex Presidente  del Instituto de Arquitectos de Brasil, y el artista plástico Roberto Galvão, Presidente del Instituto ECOA, el proyecto pretendía convertir esta muestra (que desde el inicio se convirtió en la más importante muestra de Obra Gráfica realizada en el Estado de Ceará) en una Bienal. Lo que incomprensiblemente quedó en “aguas de borrajas”.

                                     3º Premio. Autor: Bert Menco. "Salto mortale", Agua-fuerte, aguatinta y "chine callé" (76x56cm). Holanda.

Cuando comenzamos los trabajos iniciales para la Convocatoria de IMPRIMA 2012, nuestra principal preocupación fue que no se convirtiera en una Muestra Hispano-Brasileira, pues después de diez años de trabajo en la dirección de la Galería Pau d´Arara (1999-2009) en las ciudades ibéricas de Sitges/Barcelona, Madrid y Segovia, y tras haber presentado exposiciones de más de cien artistas plásticos, la mayoría, lógicamente de nacionalidad española, y tras múltiples viajes al nordeste brasileño (desde 1995), nuestra participación en la producción de diversas exposiciones de artistas brasileños en España, la relación con artistas de estas nacionalidades, española y brasileña, era más que evidente. Para superar esa posibilidad, realizamos invitaciones personales a los autores de muy diversas nacionalidades, de los cinco continentes. Estos artistas fueron seleccionados, primeramente, por su participación en importantes bienales de Obra Gráfica en Europa, gracias a la posibilidad de rastrear direcciones y teléfonos en internet.

                        a) Mención de Honor. Autor: Janne Laine. Título: "In the half light II", fotograbado y aguatinta (40x60cm). Finlandia.

Uno de los objetivos de la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de Sobral era facilitar y divulgar  la práctica de las técnicas del grabado a los ciudadanos del Municipio, por lo que  IMPRIMA 2012 programó varios talleres de diferentes técnicas: xilografía (Profesor Eduardo Eloy) y técnicas aditivas (Profesor José Rincón). Ambos organizados como actividades paralelas. Para la realización de estas actividades, el Instituto ECOA posibilitó la creación de un Taller de Grabado, con la ayuda y colaboración de la Profesora  Regina Raick y la Universidad Estadual Vale do Acaráu , que cedió alguno de los equipamientos necesarios.

                                      b) Mención de Honor. Autor: Miok Chung. Título: "Pistorton 1115", serigrafía (76x56cm). Corea del Sur.

Dentro de la programación de actividades paralelas que IMPRIMA SOBRAL 2012, realizó las exposiciones “Gravuras del Maziço de Baturité”, “Gravados de Pastrana”,  “Collagem de Fina Estampa” de José Rincón,  y “Sagrada Biblia “ de Salvador Dalí. Los catálogos de las dos últimas exposiciones, también objeto de donación a la Biblioteca de Alejandría, en esta misma ocasión.

                                      c) Mención de Honor. Autor: Marcin Bialas. Título: "SZA E8S0", agua-fuerte y buril (70x50cm). Polonia.

El Jurado visitó la exposición, por propia decisión, antes de que las etiquetas identificativas (con nombre del autor y nacionalidad) fueran puestas junto a cada obra, asegurando así el anonimato de los trabajos que posteriormente serían premiados. Cada miembro del Jurado presentó una lista ordenada conteniendo su elección de trabajos que merecerían el 1º, 2º y 3º premios y las Menciones de Honor; de modo que se resolviera con un resultado matemático; las obras premiadas fueron aquellas que recibieron más votos, de tal forma que ningún jurado influenció en su elección a los otros. Conocidos los resultados, el propio Jurado propuso la creación de un nuevo premio para la siguiete edición de IMPRIMA SOBRAL, el Premio Honorífico Zenón Barreto (1918-2002), en homenaje al artista plástico nacido en Sobral, que distinguiera la producción de un artista nacido o residente en el Estado de Ceará…

                                      d) Mención de Honor. Autor: Szymon Prandzioch. Título: "Unfinished conversation", aguatinta (31,5x50cm). Polonia.

Tras el éxito de la Primera edición de la Muestra Internacional de Grabado IMPRIMA SOBRAL 2012, que generó la donación de una obra cada uno de los 148 artistas (dos en algunos casos), con el montaje de un Taller de Grabado, deseábamos que se convirtiera en los cimientos para la creación de un Centro público dedicado a la impartición de Cursos de Grabado de las diferentes técnicas –xilografía, calcografía, litografía, serigrafía, aditivas…-, la exposición de los fondos de la Colección Imprima, la realización de exposiciones temporales y la acogida de autores en Residencia Temporal, brasileños y extranjeros, en Sobral; con el fin de convertir a la Ciudad de Sobral en un centro de referencia del Grabado en Brasil…

                        Inauguración de la Primera Muestra de Grabado Internacional IMPRIMA SOBRAL.

Alejandría, fundada en la ribera del Mediterráneo,  cerca del delta del Nilo,  por Alejandro Magno (356-323 a. C.) en el año 332 a. C. A 220 km de la capital de la República Árabe de Egipto, El Cairo. Frente a una isla donde se construyó el Faro de Alejandría,  a fines del siglo III a. C.

El  historiador Yaqut Abd Allah al-Hamaui ar-Rumi (1179-1229), menciona que Alejandro el Macedonio fundó trece ciudades a las cuales dió su nombre, aunque solo lo conservaba (en el siglo XIII d. C.) la gran ciudad egipcia.

Su prematura muerte a los 32 años le impidió disfrutar del magnífico urbanismo ideado por Dinócrates de Rodas que se inspiró en las ciudades griegas del siglo V a. C., que convertiría Alejandría en el centro de la cultura del mundo antiguo, durante la dinastía faraónica de los Ptolomeos (305-30 a.C.)

La fundación de la Biblioteca-madre. La palabra griega “bibliotheke” identificaba cualquier estante, anaquel, armario o nicho en la pared que pudiera ser usado para almacenar rollos. Incluso los rollos de papiros se guardaban en cestos y vasijas.

 Ptolomeo I (367-283 a. C.), Soter (el ‘Salvador’), que había sido un importante general de Alejandro, reinó entre 305-285 a. C., iniciando en Egipto una dinastía, de sangre griega, de la cual la famosa Cleopatra seria el ultimo soberano.

Según lo manifiesta el obispo griego san Ireneo (c.130-c.208), Ptolomeo fundó en 297 a. C., en Alejandría, la “Biblioteca-Madre”, en el Bruchión (distrito real), cerca del puerto, que sería conocida como la Primera Biblioteca, y ordeno la construcción del Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde entonces, reemplazando simbólicamente a Atenas.

Para diferenciarla de la posterior, surgida unos 50 anos después, será identificada por los especialistas como la Biblioteca-Madre. Ptolomeo II (308-246 a. C.), llamado Filadelfo (‘el que ama a su hermana’), hijo de Ptolomeo Soter, que gobernó en Egipto de 285 a 246 a. C., llevo a cabo el proyecto de su padre construyendo el Faro y el Museo (“institución de las musas”), este ultimo considerado como la primera universidad del mundo en su sentido moderno, y además compró las bibliotecas de Aristóteles y Teofrasto.

Según escribió Plinio el Viejo (23-79 d. C.) en su Historia Natural, a causa de la rivalidad de la Biblioteca de Pérgamo con la Biblioteca de Alejandría, Ptolomeo Filadelfo prohibió la exportación de papiro. Por entonces los manuscritos se escribían sobre láminas de papiros, mientras que en  Pérgamo se invento el pergamino (preparando la piel de cordero, de asno, de potro o de becerro). El pergamino era más resistente que la hoja de papiro y además ofrecía la ventaja que se podía escribir sobre ambos lados.

Por entonces, esta primera biblioteca poseía trece salas de conferencias que podían albergar a cinco mil estudiantes.

Biblioteca universal. Cuando Ptolomeo Soter creó la Biblioteca de Alejandría, siguiendo el modelo de la Biblioteca ateniense de Aristóteles de Estagira (384-322 a. C.), el gran filósofo y preceptor de Alejandro el Grande. La idea inicial era que la Biblioteca contara con una copia de todas las obras escritas en griego, pero después se pensó que era mejor atesorar una copia de toda obra de interés escrita en cualquier idioma; por último, se abandonó el concepto mismo de .obra de interés por el de conseguir un ejemplar de toda obra existente.

La Biblioteca-Hija. Ptolomeo III (ca. 282-222 a. C.), Everguetis (el ‘Benefactor’) será el fundador de la “Biblioteca-Hija” en el Serapeum (templo dedicado a Serapis, una divinidad que era una combinación de Osiris y Apis), en la Acrópolis de la colina de Rakotis, que sumara 700.000 volúmenes según el escritor latino Aulio Gelio (ca. 123-ca. 165 d. C.). Cuando los helenos hablan de volúmenes se referían a rollos de papiros, y cada uno de ellos equivalía a unas 64 páginas actuales, así que se necesitaban muchos para formar un libro. Difícilmente una obra cabía en un solo rollo. (Ricardo H. Elia, Byzantion Nea Hella).

Roma (entre 88 y 44 a. C.) estaba sumida en guerras civiles. Entre 49-46 a. C., entre los partidarios de los triunviros Cneo Pompeyo (106-48 a .C.) y Julio Cesar (100-44 a. C.), mientras, en Egipto, la dinastía ptolemaica estaba en decadencia. Hacia el año 51 a. C., el trono estaba ocupado por una reina de solo 17 anos, Cleopatra VII (69-30 a. C.), cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 soldados (persiguiendo a Pompeyo, previamente asesinado por los ptolemaicos), durante la conquista de la ciudad incendió la flota alejandrina (72 naves) y el fuego se extendió y destruyó la Biblioteca. (Edward Morgan Forster, 1879-1970). Y más de 40.000 rollos de papiro fueron destruidos.

Parece ser que la Biblioteca mantuvo su actividad durante el periodo de la administración colonial romana, si bien, durante el siglo II y III d. C. la ciudad sufrió nuevos desastres y saqueos, aunque el material salvado de la Biblioteca-Madre será trasladado al edificio del Serapeum, en el sur de la ciudad, e integrado a la Biblioteca-Hija.

En 297, tras una revuelta, Alejandría fue  tomada y saqueada por las tropas de Diocleciano, tras un asedio de ocho meses, y se sabe que Diocleciano ordenó quemar millares de libros relacionados con la alquimia y las ciencias herméticas, para evitar que alguien pusiera en peligro la estabilidad monetaria.

En 330, con la fundación de la nueva capital imperial, Constantinopla, es probable que parte de su contenido fuera incautado por las autoridades imperiales y trasladado a la Nueva Roma.

También un terremoto, en  del 21 de julio de 365,  fue particularmente devastador. Según las fuentes, hubo 50.000 muertos en Alejandría, y el equipo de Franck Goddio del Institut Européen d´Archéologie Sous-Marine, ha encontrado en el fondo de las aguas del puerto cientos de objetos y pedazos de columnas que demuestran que al menos el veinte por ciento de la ciudad de los ptolomeos se hundió en las aguas, incluyendo el enclave de la Biblioteca.

El final de la Bibliotheca Alexandrina. Durante el siglo IV después de la proclamación del cristianismo como la religión oficial del imperio romano, los viejos cristianos de la Tebaida, y los prosélitos, odiaban la Biblioteca porque esta era el último reducto de las ciencias paganas. Paradójico que un siglo antes allí hubiera estudiado y formado cientos de discípulos un filosofo racional, al tiempo que espiritual, como Plotino (205-270), fundador del neoplatonismo. Cuyo aporte sobre la concepción de la realidad universal es su teoría sobre la trinidad: El Uno, el Nous y el Alma.

Durante el reinado del emperador Teodosio I (Imperio de Oriente, 379-392),  según las Crónicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, fue el Patriarca monofisita de Alejandría, Teófilo (385-412), quién consiguió un edicto del emperador ordenando la demolición de templos paganos, siendo el destructor y saqueador del Serapeum, el complejo que contenía la Biblioteca-Hija, la última biblioteca de la Antigüedad.

 “Agora” (2009), la pelicula de Alejandro Amenábar, basada en la biografía de la filosofa y científica alejandrina Hipatia (ca. 370-ca. 415), hija del matemático Theon Alexandricus (ca. 335-405), ilustra con realismo y veracidad los momentos en que la Biblioteca-Hija es destruida por los fanáticos monofisitas.

Su  destrucción significó la pérdida de aproximadamente el 80% del conocimiento de la  civilización greco-helenística, además de importantes  legados de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que finalmente seria reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al- Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.

Bibliotheca Alexandrina, recuperada e inaugurada en 2002, (Bioblioteca-Nieta , Hamdi Zaki dixit). 1.600 años después de su desaparición definitiva, la nueva Biblioteca Alejandrina ocupa una superficie de 36.700 m2, proyectada en 1987, fue promovida por la Universidad de Alejandría junto con el gobierno de Egipto y patrocinado por la Unesco (durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza, 1987-1999) y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Su espíritu, conectado con el de la Antigua Biblioteca de Alejandría, conmemora un momento histórico del pensamiento humano, el intento de albergar un summum del conocimiento, reuniendo las escrituras de todos los pueblos. Para hacer posible este proyecto se lanzó una llamada de colaboración a nivel mundial y muchos países (europeos, americanos y árabes, junto a la UNESCO) han contribuido con donaciones de recursos, equipos y volúmenes.

En la actualidad, es la cuarta biblioteca más grande del mundo. Contiene una de las salas de lectura más grandes del planeta, con capacidad para 2.000 personas, 2 millones de libros y capacidad para 5 millones, libros en 80 idiomas (entre los que destacan árabe, inglés y francés). A partir de ahora, también el Catálogo de la Primera Muestra Internacional de Grabado IMPRIMA SOBRAL, en lengua portuguesa, inglesa y  española. 

Francisco Lara Mora

 

LUZES DO EQUADOR (Siegbert Franklin) en la Biblioteca de Alejandría (EGIPTO)

Desde el más profundo agradecimiento a todos los que hicieron posible la acogida y presentación en la Biblioteca de Alejandría del recientemente publicado Diccionario Ilustrado de la Joyería, de la Historiadora Mª Teresa Jiménez,  que vio la luz en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1752) el 18 de enero de 2018, escribo este texto.

Aprovechando la ocasión de la Conferencia “The Egypcian Treasuresin The Ilustrated Diccionary” que fuimos invitados a ofrecer el 13 de marzo pasado, en el magnífico Auditorio de la Biblioteca, con traducción simultánea al árabe,  la dirección de la misma organizó un precioso acto de donación del propio Diccionario y de varios lotes de libros. Lo que fue puntualmente divulgado en los medios de comunicación. Sin embargo, quiero usar la ocasión para ampliar la información sobre los distintos libros ofrecidos y, de alguna forma, tanto reconocer a algunas personas como divulgar el contenido de los mismos.

 De izquierda a derecha,  Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina), Hamdi Zaki (ex-Consejro de Turismo de la Embajada de Egipto en Madrid), Francisco Lara y Rania Kalawy (Jefa de la Biblioteca de Arte y Multimedia).

Conocí a a Siegbert Franklin (Fortaleza, 1957- Riberão Preto,  2011), nieto de indios e ingleses,  en Barcelona, en 2008, cuando administrábamos la Galería de Arte Pau d’Arara. Al año siguiente, en Fortaleza comenzamos la producción de un proyecto que nos llevaría a realizar varias exposiciones en la Península Ibérica, en noviembre de 2009 en el Cercle Artistic de Barcelona y en el año siguiente en el Edificio Miramar del Ayuntamiento de Sitges, en la galería Ágora de la misma ciudad y en el Espacio de Arte Antonio Pérez (Centro San José) de la Diputación de Guadalajara.  Recuperando un proyecto en el que Siegbert venía trabajando desde 1978: “luZes do eQuador . Cuando  realizara su primera exposición de la serie en el Centro de Cultura Germánica de la Universidad Federal de Fortaleza (Brasil), que más  tarde expondría en el prestigioso MASP (Museo de Arte de São Paulo). No podíamos imaginar que serían sus últimas exposiciones en el exterior, pues Siegbert Franklin murió el 23 de julio de 2011, a la edad de 54 años.

El encuentro entre la civilización indígena y la nuestra es el tema central de la muestra. Imágenes del día a día de las comunidades indígenas, frente a otras cotidianas de nuestra civilización, que nos remiten  valorar cuestiones de educación ambiental y preocupación ecológica, entre otros muchos aspectos.

Los dibujos que presenta son un contrapunto al rigor de la máquina; tal vez una tentativa de polarizar los dos sentidos que subyacen en  la muestra, el tecnológico frente al gesto más natural, el trazo, sin más recurso que el papel y  la línea. El autor afirma que  no tiene la pretensión de discutir el soporte como medio de expresión,   su intención es apenas realizar un ejercicio de su pleno lenguaje plástico que es sin duda el dibujo. Las obras son un especie de hilván entre el dibujo, el ordenador y su trabajo de últimos 15 años, como técnica mixta que son, en ellas usa todos los recursos que van desde la más simple línea del dibujo al uso de la materia, sea a modo de collage, veladuras u otras técnicas.

La exposición  es un homenaje a Orlando y Cláudio Villas Bôas, de los que Siegbert dice poéticamente “me iluminaron en la búsqueda de estas Luces que brillan aunque tenuemente bajo la línea del Ecuador”.

El propio Orlando Villas Bôas, que visitó la exposición luZes do eQuador en Sao Paulo, escribía en 1999 sobre Siegbert: “…crea un recuerdo del momento psicológico de la Santa Cena, donde la figura  presente del redentor es sustituida por un indio. En la primera, Jesús se despide y perdona, en la segunda, el indio, aunque no sabiendo lo que viene a ser perdón, entrega el destino de su gente a la saña conquistadora de los nuevos dueños de la tierra.”

 En palabras del artista brasileño Bené Forteles, “Siegbert reinventa la historia de dos civilizaciones contraponiendo sus valores y asumiendo una posición crítica sobre el comportamiento de una, en detrimento de otra. Así, la pureza de la cultura del indio en sus destinos y vivencias es comparada a la fragilidad y a la opresión de la nuestra, basada en el exterminio de nuestros propios semejantes y de aquellos que representan todavía la última hipótesis de la verdadera harmonía del ser humano en la naturaleza: el indígena.”

 El título de la exposición, fue elegido por el autor en un sentido mitad místico, mitad chamánico. Una de las imágenes más simbólicas de la exposición es la representación de la evolución, Siegbert coloca un soldado americano con un pedazo de ser humano, en la guerra de Vietnan, tratándose de una foto que ganó diversos premios, y la fotografía de un indio sosteniendo algunos peces. Organizando la evolución de forma invertida. Aunque el autor reconoce que el conocimiento tecnológico invalida la posibilidad de volver atrás, considera que los valores culturales indígenas deberían ser repensados y remirados, con una visión más sutil.

Siegbert cuenta como se apropió de las imágenes indígenas, interesado por las mismas pero sin tener referencia de quienes eran fotografiados en las ellas. Y como Orlando Villas Boas al visitar su exposición se emocionó hasta la lágrima y le contó que aquellas personas eran íntimas para él y que el indio colocado en el lugar de Jesús, mediante collage, era Tacumá, el Chamán más importante del Alto de Xingú. Lo que el autor desconocía.

Otra obra muestra la construcción de una taba indígena, en su opuesto contrasta la construcción de un centro empresarial en una ciudad. Mientras el indio construye en armonía con la naturaleza, el hombre llamado civilizado construye destruyendo la naturaleza, menospreciando el paisaje en función de los logros. Continuando con otra serie de ejemplos de formas de comportamiento y costumbres de culturas diferentes, en la que una devora a la otra sin piedad.

Así mismo, en palabras de Bené Forteles, “Siegbert traza un paralelo que nos parece a veces violento, pero que, por su forma, cada vez más habitual, la descaracterización  y aculturación del indio se procesa sin el derecho de vivir dentro de su verdad ecológica, y sí entre abusos y falta de respeto a la misma. …El indio es un ejemplo de luz, de claridad, por eso, luZes do eQuador es una propuesta de ensanchar esta luz, denunciando las tinieblas que vienen del mal espíritu de los que aún no creen y ni siquiera conocen la intimidad de la naturaleza.”

En definitiva,  una buena ocasión para reflexionar sobre nuestro papel como ciudadanos, responsables en muchos casos si no por acción seguro que por omisión, de la evolución de esta cultura clasista y materialista ejemplo de violencia; no solo física, sino que despliega  toda una gama de violencias que van desde la racial, religiosa, sexual…a la económica  que es la que subyace tras las otras formas y  que de nuestra cultura, adalid de los derechos humanos, más difícil será extirpar.

Vivimos un momento histórico de transformaciones graves y cada vez más aceleradas. Un mundo en crisis genera el cambio global, con altas cotas de azar e incertidumbre. Ni siquiera un colapso socio-ecológico de dimensiones mundiales está excluido. Atravesamos una problemática que es ecológica, pero también política, económica, cultural y social; y que afecta directamente al bienestar humano. Los modelos de desarrollo inadecuados son en gran parte causantes de esta crisis: nos corresponde ser artífices de las soluciones. Se está viendo mermada la diversidad biológica y cultural que constituye la garantía más firme de nuestras perspectivas de futuro: las lenguas y las palabras desaparecen incluso a un ritmo superior a la extinción de especies.

luZes do eQuador” pretende facilitar la reflexión sobre la actual coyuntura, siendo su temática,  ahora más que nunca, cabecera de la actualidad. ¿Qué puede aportar la creación artística a la construcción de esta nueva mirada?

Afrontar el cambio requiere de miradas creativas que nos permitan interpretar lo que vemos y reconstruir los lazos que unen a las personas entre sí y con la naturaleza.  Las nuevas ópticas se nutren de visiones científicas y artísticas complementarias, capaces de mostrar y alumbrar nuevos esquemas de pensamiento mestizo que nos enseñen a vivir enraizados en la tierra, respetándola y pisando ligeramente sobre ella.

Seguimos sin afrontar el conflicto básico entre finitud de la biosfera y nuestros sistemas socio-económicos en expansión continua, impulsados por la dinámica de la acumulación del capital. Estamos ante la crisis de la codicia, el resultado acelerado del gobierno de lo individual frente a lo colectivo.

Es necesario trabajar con la memoria y los saberes de los pueblos. Desde ellos, imaginar un futuro diferente será el primer paso para construirlo. La consciencia de nuestra ignorancia es importante, porque nos indica lo que no sabemos y nos obliga a aprender desde la incertidumbre. Aprender haciendo, hacer aprendiendo, supone no alterar irreversiblemente la dinámica de la vida natural y social.

Las personas podemos recuperar desde el arte el valor intrínseco de la vida, los bienes comunes, los nexos de reciprocidad, la gratuidad de los intercambios, las múltiples formas de resolver problemas sin pasar por el mercado… Todas las culturas tradicionales saben que demasiado de lo bueno puede convertirse en malo: pero a la cultura occidental, aquejada de tecnolatría y mercadolatría, le falta ese conocimiento básico.

Unas artes reorientadas hacia la sostenibilidad contribuirían a redescubrir el camino medio, apreciar el tamaño óptimo de cada proyecto y situar el concepto filosófico de  la alteridad en el corazón de nuestra cultura.

                        Saludando al Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina), en el acto de donación.

Alejandría, fundada en la ribera del Mediterráneo,  cerca del delta del Nilo,  por Alejandro Magno (356-323 a. C.) en el año 332 a. C. A 220 km de la capital de la República Árabe de Egipto, El Cairo. Frente a una isla donde se construyó el Faro de Alejandría,  a fines del siglo III a. C.

El  historiador Yaqut Abd Allah al-Hamaui ar-Rumi (1179-1229), menciona que Alejandro el Macedonio fundó trece ciudades a las cuales dió su nombre, aunque solo lo conservaba (en el siglo XIII d. C.) la gran ciudad egipcia.

Su prematura muerte a los 32 años le impidió disfrutar del magnífico urbanismo ideado por Dinócrates de Rodas que se inspiró en las ciudades griegas del siglo V a. C., que convertiría Alejandría en el centro de la cultura del mundo antiguo, durante la dinastía faraónica de los Ptolomeos (305-30 a.C.)

La fundación de la Biblioteca-madre. La palabra griega “bibliotheke” identificaba cualquier estante, anaquel, armario o nicho en la pared que pudiera ser usado para almacenar rollos. Incluso los rollos de papiros se guardaban en cestos y vasijas.

 Ptolomeo I (367-283 a. C.), Soter (el ‘Salvador’), que había sido un importante general de Alejandro, reinó entre 305-285 a. C., iniciando en Egipto una dinastía, de sangre griega, de la cual la famosa Cleopatra seria el ultimo soberano.

Según lo manifiesta el obispo griego san Ireneo (c.130-c.208), Ptolomeo fundó en 297 a. C., en Alejandría, la “Biblioteca-Madre”, en el Bruchión (distrito real), cerca del puerto, que sería conocida como la Primera Biblioteca, y ordeno la construcción del Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde entonces, reemplazando simbólicamente a Atenas.

Para diferenciarla de la posterior, surgida unos 50 anos después, será identificada por los especialistas como la Biblioteca-Madre. Ptolomeo II (308-246 a. C.), llamado Filadelfo (‘el que ama a su hermana’), hijo de Ptolomeo Soter, que gobernó en Egipto de 285 a 246 a. C., llevo a cabo el proyecto de su padre construyendo el Faro y el Museo (“institución de las musas”), este ultimo considerado como la primera universidad del mundo en su sentido moderno, y además compró las bibliotecas de Aristóteles y Teofrasto.

Según escribió Plinio el Viejo (23-79 d. C.) en su Historia Natural, a causa de la rivalidad de la Biblioteca de Pérgamo con la Biblioteca de Alejandría, Ptolomeo Filadelfo prohibió la exportación de papiro. Por entonces los manuscritos se escribían sobre láminas de papiros, mientras que en  Pérgamo se invento el pergamino (preparando la piel de cordero, de asno, de potro o de becerro). El pergamino era más resistente que la hoja de papiro y además ofrecía la ventaja que se podía escribir sobre ambos lados.

Por entonces, esta primera biblioteca poseía trece salas de conferencias que podían albergar a cinco mil estudiantes.

Biblioteca universal. Cuando Ptolomeo Soter creó la Biblioteca de Alejandría, siguiendo el modelo de la Biblioteca ateniense de Aristóteles de Estagira (384-322 a. C.), el gran filósofo y preceptor de Alejandro el Grande. La idea inicial era que la Biblioteca contara con una copia de todas las obras escritas en griego, pero después se pensó que era mejor atesorar una copia de toda obra de interés escrita en cualquier idioma; por último, se abandonó el concepto mismo de .obra de interés por el de conseguir un ejemplar de toda obra existente.

La Biblioteca-Hija. Ptolomeo III (ca. 282-222 a. C.), Everguetis (el ‘Benefactor’) será el fundador de la “Biblioteca-Hija” en el Serapeum (templo dedicado a Serapis, una divinidad que era una combinación de Osiris y Apis), en la Acrópolis de la colina de Rakotis, que sumara 700.000 volúmenes según el escritor latino Aulio Gelio (ca. 123-ca. 165 d. C.). Cuando los helenos hablan de volúmenes se referían a rollos de papiros, y cada uno de ellos equivalía a unas 64 páginas actuales, así que se necesitaban muchos para formar un libro. Difícilmente una obra cabía en un solo rollo. (Ricardo H. Elia, Byzantion Nea Hella).

Roma (entre 88 y 44 a. C.) estaba sumida en guerras civiles. Entre 49-46 a. C., entre los partidarios de los triunviros Cneo Pompeyo (106-48 a .C.) y Julio Cesar (100-44 a. C.), mientras, en Egipto, la dinastía ptolemaica estaba en decadencia. Hacia el año 51 a. C., el trono estaba ocupado por una reina de solo 17 anos, Cleopatra VII (69-30 a. C.), cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 soldados (persiguiendo a Pompeyo, previamente asesinado por los ptolemaicos), durante la conquista de la ciudad incendió la flota alejandrina (72 naves) y el fuego se extendió y destruyó la Biblioteca. (Edward Morgan Forster, 1879-1970). Y más de 40.000 rollos de papiro fueron destruidos.

Parece ser que la Biblioteca mantuvo su actividad durante el periodo de la administración colonial romana, si bien, durante el siglo II y III d. C. la ciudad sufrió nuevos desastres y saqueos, aunque el material salvado de la Biblioteca-Madre será trasladado al edificio del Serapeum, en el sur de la ciudad, e integrado a la Biblioteca-Hija.

En 297, tras una revuelta, Alejandría fue  tomada y saqueada por las tropas de Diocleciano, tras un asedio de ocho meses, y se sabe que Diocleciano ordenó quemar millares de libros relacionados con la alquimia y las ciencias herméticas, para evitar que alguien pusiera en peligro la estabilidad monetaria.

En 330, con la fundación de la nueva capital imperial, Constantinopla, es probable que parte de su contenido fuera incautado por las autoridades imperiales y trasladado a la Nueva Roma.

También un terremoto, en  del 21 de julio de 365,  fue particularmente devastador. Según las fuentes, hubo 50.000 muertos en Alejandría, y el equipo de Franck Goddio del Institut Européen d´Archéologie Sous-Marine, ha encontrado en el fondo de las aguas del puerto cientos de objetos y pedazos de columnas que demuestran que al menos el veinte por ciento de la ciudad de los ptolomeos se hundió en las aguas, incluyendo el enclave de la Biblioteca.

El final de la Bibliotheca Alexandrina. Durante el siglo IV después de la proclamación del cristianismo como la religión oficial del imperio romano, los viejos cristianos de la Tebaida, y los prosélitos, odiaban la Biblioteca porque esta era el último reducto de las ciencias paganas. Paradójico que un siglo antes allí hubiera estudiado y formado cientos de discípulos un filosofo racional, al tiempo que espiritual, como Plotino (205-270), fundador del neoplatonismo. Cuyo aporte sobre la concepción de la realidad universal es su teoría sobre la trinidad: El Uno, el Nous y el Alma.

Durante el reinado del emperador Teodosio I (Imperio de Oriente, 379-392),  según las Crónicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, fue el Patriarca monofisita de Alejandría, Teófilo (385-412), quién consiguió un edicto del emperador ordenando la demolición de templos paganos, siendo el destructor y saqueador del Serapeum, el complejo que contenía la Biblioteca-Hija, la última biblioteca de la Antigüedad.

 “Agora” (2009), la pelicula de Alejandro Amenábar, basada en la biografía de la filosofa y científica alejandrina Hipatia (ca. 370-ca. 415), hija del matemático Theon Alexandricus (ca. 335-405), ilustra con realismo y veracidad los momentos en que la Biblioteca-Hija es destruida por los fanáticos monofisitas.

Su  destrucción significó la pérdida de aproximadamente el 80% del conocimiento de la  civilización greco-helenística, además de importantes  legados de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que finalmente seria reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al- Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.

Bibliotheca Alexandrina, recuperada e inaugurada en 2002, (Bioblioteca-Nieta , Hamdi Zaki dixit). 1.600 años después de su desaparición definitiva, la nueva Biblioteca Alejandrina ocupa una superficie de 36.700 m2, proyectada en 1987, fue promovida por la Universidad de Alejandría junto con el gobierno de Egipto y patrocinado por la Unesco (durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza, 1987-1999) y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Su espíritu, conectado con el de la Antigua Biblioteca de Alejandría, conmemora un momento histórico del pensamiento humano, el intento de albergar un summum del conocimiento, reuniendo las escrituras de todos los pueblos. Para hacer posible este proyecto se lanzó una llamada de colaboración a nivel mundial y muchos países (europeos, americanos y árabes, junto a la UNESCO) han contribuido con donaciones de recursos, equipos y volúmenes.

En la actualidad, es la cuarta biblioteca más grande del mundo. Contiene una de las salas de lectura más grandes del planeta, con capacidad para 2.000 personas, 2 millones de libros y capacidad para 5 millones, libros en 80 idiomas (entre los que destacan árabe, inglés y francés). A partir de ahora, también Luzes do Equador de Siegbert Franklin, en  español. 

Francisco Lara Mora

 

OLHARES (miradas) de Roberto Galvão en la BIBLIOTHECA ALEXANDRINA (EGIPTO)

Desde el más profundo agradecimiento a todos los que hicieron posible la acogida y presentación en la Biblioteca de Alejandría del recientemente publicado Diccionario Ilustrado de la Joyería, de la Historiadora Mª Teresa Jiménez,  que vio la luz en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1752) el 18 de enero de 2018, escribo este texto.

Aprovechando la ocasión de la Conferencia “The Egypcian Treasuresin The Ilustrated Diccionary” que fuimos invitados a ofrecer el 13 de marzo pasado, en el magnífico Auditorio de la Biblioteca, con traducción simultánea al árabe,  la dirección de la misma organizó un precioso acto de donación del propio Diccionario y de varios lotes de libros. Lo que fue puntualmente divulgado en los medios de comunicación. Sin embargo, quiero usar la ocasión para ampliar la información sobre los distintos libros ofrecidos y, de alguna forma, tanto reconocer a algunas personas como divulgar el contenido de los mismos.

Durante una de mis prolongadas estancias en Brasil, en 2011, escribí el texto para el libro OLHARES de Roberto Galvão. Curiosamente había llegado a Brasil, la primera vez en 1995,  a través de Pastrana. Población castellana de alrededor de mil moradores, distante escasos 90 kilómetros de Madrid, donde permanecí afincadado, dedicado al diseño y elaboración de joyas en mi taller artesanal, desde 1991 hasta los primeros años 2000. Me explico, durante el seco verano alcarreño de 1993, allí conocí a los artistas  brasileños Roberto Galvâo y Eduardo Eloy, que fueron mis cicerones en mi primera visita al nordeste brasileiro. Participábamos, formando un grupo cosmopolita, en los Talleres de Obra Gráfica, con los que a modo de Cursos de Verano, la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) celebraba el setecientos aniversario de su fundación. Allí coincidimos con Blaise Patrix (Francia), Injaï Braïma (Guinea Bissau), Alejandro Quiroga y Rodrigo Cornejo (Chile), y los españoles. Marga Llin, Isabel Moreno, Artemis Rupérez, Susana  Murias, Hilario Ranera, José Sotte, Sofía García, Rafael Amorós y Luis Ardevínez. Realizando posteriormente, en Aranjuez (Madrid), la exposición colectiva “Grafica de Aquí y de Allá” con la incorporación de obra gráfica de Eva Davidova (Bulgaria), Rafael Monagas (España), Philippe Martin (Francia), Marisa Lara (México), Jean Marc Gauthier (Francia), Moisés Finalé (Cuba), Ramiro Arango (Colombia), David Anglés (Bolivia) y Sebastiâo de Paula (Brasil).

                        De derecha a izquierda, Mohamed Hasan (Director de Documentación del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto),  Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina), Hamdi Zaki (ex-Consejro de Turismo de la Embajada de Egipto en Madrid),  con Francisco Lara.

Así, el libro recoge la trayectoria artística de Galvão, desde la vuelta de Brasil a los procesos democráticos, a mediados de los 80, cuando Galvão expone una nueva producción de paisajes, dejando atrás un periodo de pinturas figurativas, entre las que destacan sus series de payasos, que representan claramente el paso del  figurativo  al abstracto.  Son fruto de su indagación para captar la realidad de las cosas y del inconformismo ante la simple apariencia. Estas obras, de fuerte trazo expresionista, están estructuradas formalmente por una línea de horizonte que viene a definir, de una parte,  el paisaje real, el paisaje visible y, de otra, los paisajes interiores, los paisajes secretos.  El autor se muestra muy alerta en la búsqueda del imaginario colectivo y es consciente de que el tema es un pretexto a través del cual se construye el discurso y se accede a producir arte “que es una cosa más secreta”.

En la misma década de los 80, el pintor, que ha asimilado el quehacer pictórico de sus amigos Heloisa Juaçaba y Aldemir Martins, además de Barreto o Descartes, estudia y frecuenta a Chico da Silva, sobre quien  publicará varios ensayos.  Y a finales de la década su obra evoluciona hasta la más completa abstracción. De un lado, sus dibujos se plagan de infinidad de cometas geométricas, vibrantes, pues el pintor ya ha descubierto que no busca plasmar la realidad fotográfica en la pintura, sino que la pintura vibre en la retina del espectador, buscando una cierta comunicación subliminal. De otro, sus lienzos ahora netamente abstractos se muestran, a mi juicio, imbuidos de Tachismo de  la Escuela de París, posiblemente por la influencia de la obra de Antonio Bandeira e igualmente desbordados de  las cometas “arraias” (pez raya en lengua castellana).

Recordaba el artista catalán de la Escuela de París, Antonio Clavé -exiliado tras la Guerra Civil Española-, que no pocas veces había escuchado decir al mismo Picasso “il faut osez”: Hay que atreverse. De alguna forma, Galvão hace suya la expresión de Picasso; pues en un siguiente periodo, surgen bichos poblando sus paisajes abstractos, que ocupan el lugar de las cometas “arraias”. Son obras de las que parecen emerger todo tipo de bestias agrupadas, incluso aladas y marinas; seres zoomorfos que a lo largo de la década de los 90 han conformado un interesante bestiario pasando, poco a poco, a adueñarse de la tela de manera individualizada; bichos que se desparraman ocupando la mayor parte de la superficie  del lienzo.

El profundo estudio sobre la obra de Chico da Silva y la propia relación con éste pintor, considerado primitivista, pero que también bucea en las aguas del surrealismo que emanan del inconsciente, tienen una profunda influencia en este periodo; captando Galvão el sincretismo antropofágico de la tradición nordestina, común a la obra de Aldemir. Fruto de la imaginación y de las leyendas, los animales mitológicos han acompañado la historia de los hombres desde sus orígenes, convirtiéndose incluso en seres arquetípicos. Así, la aparición de seres mitológicos es común a muy diversas culturas y podemos decir que todo pueblo con tradiciones e imaginación tiene sus propias bestias mitológicas, en muchos casos relacionadas con el bien y el mal. Por ejemplo, al sur de Brasil, el pueblo Mapuche, en Chile, desarrolló una tradición muy grande de seres extraordinarios, entre los que se cuentan la serpiente alada (Piwichén), el zorro con cola de culebra (Ngurru vilu) o una oveja deforme (Wallipeñ);  Y al otro lado de América, el pueblo Azteca representó al dios Quetzal, un animal mitológico mezcla de ave y serpiente:  “Serpiente Emplumada”.  Sin olvidar las representaciones de la mitología china, hindú,  egipcia, griega, romana o del Medievo europeo (Pegaso, unicornio, cíclope, centauro, cancerbero…). Todos ellos fueron mezcla de seres que realmente existen o existieron, lo que hizo pensar en ocasiones que fuesen mutaciones genéticas, monstruos de la naturaleza e incluso aberraciones, nacidas de la confusión propia de la época antigua en que se describieron; como es el  caso de los descritos en los Diarios de a bordo de los navegantes españoles que descubrieron las costas de Ceará, allá por el año 1500, acompañando a Vicente Pinzón. O como confesara Chico da Silva a Galvão en una de sus delirantes conversaciones: “los monstruos existen, yo los he visto en el Cine”.

 Con el paso del tiempo y en una nueva evolución temática de los dibujos, pinturas y grabados de Roberto Galvão, las figuras zoomórficas pasan a mostrarse, en un paisaje vegetal, para posteriormente dar lugar, a finales de la primera década del presente siglo, a las obras de la serie “Mato Branco”, en las que desaparecidos los  animales mitológicos,  los elementos vegetales componen exclusivamente el paisaje pictórico de Galvão; manteniéndose como elementos comunes materiales, técnica y color, en una obra fruto de la reflexión y la conexión de ideas.

Alejandría, fundada en la ribera del Mediterráneo,  cerca del delta del Nilo,  por Alejandro Magno (356-323 a. C.) en el año 332 a. C. A 220 km de la capital de la República Árabe de Egipto, El Cairo. Frente a una isla donde se construyó el Faro de Alejandría,  a fines del siglo III a. C.

El  historiador Yaqut Abd Allah al-Hamaui ar-Rumi (1179-1229), menciona que Alejandro el Macedonio fundó trece ciudades a las cuales dió su nombre, aunque solo lo conservaba (en el siglo XIII d. C.) la gran ciudad egipcia.

Su prematura muerte a los 32 años le impidió disfrutar del magnífico urbanismo ideado por Dinócrates de Rodas que se inspiró en las ciudades griegas del siglo V a. C., que convertiría Alejandría en el centro de la cultura del mundo antiguo, durante la dinastía faraónica de los Ptolomeos (305-30 a.C.)

La fundación de la Biblioteca-madre. La palabra griega “bibliotheke” identificaba cualquier estante, anaquel, armario o nicho en la pared que pudiera ser usado para almacenar rollos. Incluso los rollos de papiros se guardaban en cestos y vasijas.

 Ptolomeo I (367-283 a. C.), Soter (el ‘Salvador’), que había sido un importante general de Alejandro, reinó entre 305-285 a. C., iniciando en Egipto una dinastía, de sangre griega, de la cual la famosa Cleopatra seria el ultimo soberano.

Según lo manifiesta el obispo griego san Ireneo (c.130-c.208), Ptolomeo fundó en 297 a. C., en Alejandría, la “Biblioteca-Madre”, en el Bruchión (distrito real), cerca del puerto, que sería conocida como la Primera Biblioteca, y ordeno la construcción del Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde entonces, reemplazando simbólicamente a Atenas.

Para diferenciarla de la posterior, surgida unos 50 anos después, será identificada por los especialistas como la Biblioteca-Madre. Ptolomeo II (308-246 a. C.), llamado Filadelfo (‘el que ama a su hermana’), hijo de Ptolomeo Soter, que gobernó en Egipto de 285 a 246 a. C., llevo a cabo el proyecto de su padre construyendo el Faro y el Museo (“institución de las musas”), este ultimo considerado como la primera universidad del mundo en su sentido moderno, y además compró las bibliotecas de Aristóteles y Teofrasto.

Según escribió Plinio el Viejo (23-79 d. C.) en su Historia Natural, a causa de la rivalidad de la Biblioteca de Pérgamo con la Biblioteca de Alejandría, Ptolomeo Filadelfo prohibió la exportación de papiro. Por entonces los manuscritos se escribían sobre láminas de papiros, mientras que en  Pérgamo se invento el pergamino (preparando la piel de cordero, de asno, de potro o de becerro). El pergamino era más resistente que la hoja de papiro y además ofrecía la ventaja que se podía escribir sobre ambos lados.

Por entonces, esta primera biblioteca poseía trece salas de conferencias que podían albergar a cinco mil estudiantes.

Biblioteca universal. Cuando Ptolomeo Soter creó la Biblioteca de Alejandría, siguiendo el modelo de la Biblioteca ateniense de Aristóteles de Estagira (384-322 a. C.), el gran filósofo y preceptor de Alejandro el Grande. La idea inicial era que la Biblioteca contara con una copia de todas las obras escritas en griego, pero después se pensó que era mejor atesorar una copia de toda obra de interés escrita en cualquier idioma; por último, se abandonó el concepto mismo de .obra de interés por el de conseguir un ejemplar de toda obra existente.

La Biblioteca-Hija. Ptolomeo III (ca. 282-222 a. C.), Everguetis (el ‘Benefactor’) será el fundador de la “Biblioteca-Hija” en el Serapeum (templo dedicado a Serapis, una divinidad que era una combinación de Osiris y Apis), en la Acrópolis de la colina de Rakotis, que sumara 700.000 volúmenes según el escritor latino Aulio Gelio (ca. 123-ca. 165 d. C.). Cuando los helenos hablan de volúmenes se referían a rollos de papiros, y cada uno de ellos equivalía a unas 64 páginas actuales, así que se necesitaban muchos para formar un libro. Difícilmente una obra cabía en un solo rollo. (Ricardo H. Elia, Byzantion Nea Hella).

Roma (entre 88 y 44 a. C.) estaba sumida en guerras civiles. Entre 49-46 a. C., entre los partidarios de los triunviros Cneo Pompeyo (106-48 a .C.) y Julio Cesar (100-44 a. C.), mientras, en Egipto, la dinastía ptolemaica estaba en decadencia. Hacia el año 51 a. C., el trono estaba ocupado por una reina de solo 17 anos, Cleopatra VII (69-30 a. C.), cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 soldados (persiguiendo a Pompeyo, previamente asesinado por los ptolemaicos), durante la conquista de la ciudad incendió la flota alejandrina (72 naves) y el fuego se extendió y destruyó la Biblioteca. (Edward Morgan Forster, 1879-1970). Y más de 40.000 rollos de papiro fueron destruidos.

Parece ser que la Biblioteca mantuvo su actividad durante el periodo de la administración colonial romana, si bien, durante el siglo II y III d. C. la ciudad sufrió nuevos desastres y saqueos, aunque el material salvado de la Biblioteca-Madre será trasladado al edificio del Serapeum, en el sur de la ciudad, e integrado a la Biblioteca-Hija.

En 297, tras una revuelta, Alejandría fue  tomada y saqueada por las tropas de Diocleciano, tras un asedio de ocho meses, y se sabe que Diocleciano ordenó quemar millares de libros relacionados con la alquimia y las ciencias herméticas, para evitar que alguien pusiera en peligro la estabilidad monetaria.

En 330, con la fundación de la nueva capital imperial, Constantinopla, es probable que parte de su contenido fuera incautado por las autoridades imperiales y trasladado a la Nueva Roma.

También un terremoto, en  del 21 de julio de 365,  fue particularmente devastador. Según las fuentes, hubo 50.000 muertos en Alejandría, y el equipo de Franck Goddio del Institut Européen d´Archéologie Sous-Marine, ha encontrado en el fondo de las aguas del puerto cientos de objetos y pedazos de columnas que demuestran que al menos el veinte por ciento de la ciudad de los ptolomeos se hundió en las aguas, incluyendo el enclave de la Biblioteca.

El final de la Bibliotheca Alexandrina. Durante el siglo IV después de la proclamación del cristianismo como la religión oficial del imperio romano, los viejos cristianos de la Tebaida, y los prosélitos, odiaban la Biblioteca porque esta era el último reducto de las ciencias paganas. Paradójico que un siglo antes allí hubiera estudiado y formado cientos de discípulos un filosofo racional, al tiempo que espiritual, como Plotino (205-270), fundador del neoplatonismo. Cuyo aporte sobre la concepción de la realidad universal es su teoría sobre la trinidad: El Uno, el Nous y el Alma.

Durante el reinado del emperador Teodosio I (Imperio de Oriente, 379-392),  según las Crónicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, fue el Patriarca monofisita de Alejandría, Teófilo (385-412), quién consiguió un edicto del emperador ordenando la demolición de templos paganos, siendo el destructor y saqueador del Serapeum, el complejo que contenía la Biblioteca-Hija, la última biblioteca de la Antigüedad.

 “Agora” (2009), la pelicula de Alejandro Amenábar, basada en la biografía de la filosofa y científica alejandrina Hipatia (ca. 370-ca. 415), hija del matemático Theon Alexandricus (ca. 335-405), ilustra con realismo y veracidad los momentos en que la Biblioteca-Hija es destruida por los fanáticos monofisitas.

Su  destrucción significó la pérdida de aproximadamente el 80% del conocimiento de la  civilización greco-helenística, además de importantes  legados de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que finalmente seria reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al- Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.

Bibliotheca Alexandrina, recuperada e inaugurada en 2002, (Bioblioteca-Nieta , Hamdi Zaki dixit). 1.600 años después de su desaparición definitiva, la nueva Biblioteca Alejandrina ocupa una superficie de 36.700 m2, proyectada en 1987, fue promovida por la Universidad de Alejandría junto con el gobierno de Egipto y patrocinado por la Unesco (durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza, 1987-1999) y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Su espíritu, conectado con el de la Antigua Biblioteca de Alejandría, conmemora un momento histórico del pensamiento humano, el intento de albergar un summum del conocimiento, reuniendo las escrituras de todos los pueblos. Para hacer posible este proyecto se lanzó una llamada de colaboración a nivel mundial y muchos países (europeos, americanos y árabes, junto a la UNESCO) han contribuido con donaciones de recursos, equipos y volúmenes.

En la actualidad, es la cuarta biblioteca más grande del mundo. Contiene una de las salas de lectura más grandes del planeta, con capacidad para 2.000 personas, 2 millones de libros y capacidad para 5 millones, libros en 80 idiomas (entre los que destacan árabe, inglés y francés). A partir de ahora, también Olhares de Roberto Galvão, en portugués y español. 

Francisco Lara Mora

LOS OJOS DEL CORAZÓN EN LA BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA (EGIPTO)

Desde el más profundo agradecimiento a todos los que hicieron posible la acogida y presentación en la Biblioteca de Alejandría del recientemente publicado Diccionario Ilustrado de la Joyería, de la Historiadora Mª Teresa Jiménez,  que vio la luz en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid (1752) el 18 de enero de 2018, escribo este texto.

Aprovechando la ocasión de la Conferencia “The Egypcian Treasuresin The Ilustrated Diccionary” que fuimos invitados a ofrecer el 13 de marzo pasado, en el magnífico Auditorio de la Biblioteca, con traducción simultánea al árabe,  la dirección de la misma organizó un precioso acto de donación del propio Diccionario y de varios lotes de libros. Lo que fue puntualmente divulgado en los medios de comunicación. Sin embargo, quiero usar la ocasión para ampliar la información sobre los distintos libros ofrecidos y, de alguna forma, tanto homenajear a personas como divulgar el contenido de los mismos.

Os Olhos do Coração de Augustino Chaves, en lengua portuguesa,  es un libro muy querido por mí. El primer libro del autor, Juez Federal en Fortaleza (una ciudad en el nordeste brasileiro a la que estoy ligado en vida y obra, y a la que debo muchas experiencias extraordinarias), se compone de quince sentencias y cinco artículos, y tuve la honra de escribir el Prefacio. En el mismo utilizo la ocasión para comenzar con las palabras queridas de Gandhi, hablar del camino del corazón y su campo electromagnético, de vivir en coherencia con lo que se es, del tráfico internacional de drogas, del ajedrez (en palabras del propio autor: “para cada movimiento de las blancas, un movimiento de las negras”…(…)… “las mayores dificultades nos mejoran y el contrario nos enseña y nos entrena”) y de los llamados grupos vulnerables, a los que en muchas ocasiones pertenecen los protagonistas de las sentencias.

                        De izquierda a derecha, Hamdi Zaki (ex-Consejero de Turismo de la Embajada Egipto en Madrid),  Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina) con Francisco Lara.

En el viaje de regreso de Egipto para Madrid, recibía un whatsapp del mismo Augustino con el siguiente texto: “O Rio cada vez mais em nuvens negras. Aplicaram nessa mulher a censura máxima: a morte” (“En Río de Janeiro cada vez más nubarrones. Aplicaron a esa mujer la censura máxima: la muerte “..).

 Acompañado del video de una entrevista a la que reconocí como una activista de los derechos humanos, nacida y formada en la “favela”,  con la garra del mestizaje negro e indígena, tan frecuente en aquellas latitudes. Realmente su fuerza y seducción se presentan imparables en el audiovisual y su discurso es inteligente, firme y demoledor. Crítica con la Policía Militar por la intervención federal en Río de Janeiro, decretada recientemente por el Gobierno, defendía a las comunidades pobres de los abusos de la policía y la autoridad. Marielle Francisco da Silva (27 de julio de 1979 – 14 de marzo de 2018), elegida Concejala de Rio de Janeiro en la legislatura de 2017-2020, la segunda más votada de Brasil con 46.000 votos, fue asesinada junto al conductor del coche en el que se desplazaba.

                        De derecha a izquierda, Mohamed Hasan (Director de Documentación del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto), Mª Teresa Jiménez (autora Diccionario Ilustrado de la Joyería),  Dr. Mostafa Elfeky (Director Bibliotheca Alexandrina) con Francisco Lara.

Inmediatamente, pensé en el mismo Prefacio de Os Olhos do Coração donde dice: <<Grupos vulnerables. Las transformaciones en la sociedad vienen impulsadas por los grupos más vulnerables de una realidad económica y política que los lleva a sufrir los más fuertes embates de la violencia, el desempleo, la pobreza, la marginación y la exclusión. Estos grupos pueden ser en primer lugar los jóvenes, mujeres y homosexuales, por dificultades para inserirse en el sistema escolar o en el mercado de trabajo (en el caso de las mujeres por su histórica subordinación con respecto a los hombres).

                        Entregando el libro a Rania Kalawy, Jefa de la Biblioteca de Arte y Multimedia.

En segundo lugar los llamados pobres, debido a que son quienes sufren el más fuerte impacto del desempleo o el sub-empleo, por las precarias condiciones en las que viven. Por último, y en tercer lugar, la población negra-mulata,  sus formas de inserción laboral y en general sus condiciones de vida son evidencias de los procesos de segregación simbólica y de las prácticas sociales discriminantes de las que son víctimas. De hecho, ser mujer, joven, pobre y negra-mulata puede constituir el mayor grado de vulnerabilidad.

Leyendo las sentencias de Augustino Chaves, que frecuentemente, tienen como acusados a semejantes pertenecientes a estos grupos que hemos llamado vulnerables, encontramos como con un estilo cuidadoso, utilizando las palabras como tinta en el pincel, el juez pinta un cuadro que nos permite reconciliarnos con nuestra especie. Decisiones seguras y corajosas, probablemente pensadas, muy pensadas, con el corazón.>>

******

Alejandría, fundada en la ribera del Mediterráneo,  cerca del delta del Nilo,  por Alejandro Magno (356-323 a. C.) en el año 332 a. C. A 220 km de la capital de la República Árabe de Egipto, El Cairo. Frente a una isla donde se construyó el Faro de Alejandría,  a fines del siglo III a. C.

El  historiador Yaqut Abd Allah al-Hamaui ar-Rumi (1179-1229), menciona que Alejandro el Macedonio fundó trece ciudades a las cuales dió su nombre, aunque solo lo conservaba (en el siglo XIII d. C.) la gran ciudad egipcia.

Su prematura muerte a los 32 años le impidió disfrutar del magnífico urbanismo ideado por Dinócrates de Rodas que se inspiró en las ciudades griegas del siglo V a. C., que convertiría Alejandría en el centro de la cultura del mundo antiguo, durante la dinastía faraónica de los Ptolomeos (305-30 a.C.)

La fundación de la Biblioteca-madre. La palabra griega “bibliotheke” identificaba cualquier estante, anaquel, armario o nicho en la pared que pudiera ser usado para almacenar rollos. Incluso los rollos de papiros se guardaban en cestos y vasijas.

 Ptolomeo I (367-283 a. C.), Soter (el ‘Salvador’), que había sido un importante general de Alejandro, reinó entre 305-285 a. C., iniciando en Egipto una dinastía, de sangre griega, de la cual la famosa Cleopatra seria el ultimo soberano.

Según lo manifiesta el obispo griego san Ireneo (c.130-c.208), Ptolomeo fundó en 297 a. C., en Alejandría, la “Biblioteca-Madre”, en el Bruchión (distrito real), cerca del puerto, que sería conocida como la Primera Biblioteca, y ordeno la construcción del Faro, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Desde entonces, reemplazando simbólicamente a Atenas.

Para diferenciarla de la posterior, surgida unos 50 anos después, será identificada por los especialistas como la Biblioteca-Madre. Ptolomeo II (308-246 a. C.), llamado Filadelfo (‘el que ama a su hermana’), hijo de Ptolomeo Soter, que gobernó en Egipto de 285 a 246 a. C., llevo a cabo el proyecto de su padre construyendo el Faro y el Museo (“institución de las musas”), este ultimo considerado como la primera universidad del mundo en su sentido moderno, y además compró las bibliotecas de Aristóteles y Teofrasto.

Según escribió Plinio el Viejo (23-79 d. C.) en su Historia Natural, a causa de la rivalidad de la Biblioteca de Pérgamo con la Biblioteca de Alejandría, Ptolomeo Filadelfo prohibió la exportación de papiro. Por entonces los manuscritos se escribían sobre láminas de papiros, mientras que en  Pérgamo se invento el pergamino (preparando la piel de cordero, de asno, de potro o de becerro). El pergamino era más resistente que la hoja de papiro y además ofrecía la ventaja que se podía escribir sobre ambos lados.

Por entonces, esta primera biblioteca poseía trece salas de conferencias que podían albergar a cinco mil estudiantes.

Biblioteca universal. Cuando Ptolomeo Soter creó la Biblioteca de Alejandría, siguiendo el modelo de la Biblioteca ateniense de Aristóteles de Estagira (384-322 a. C.), el gran filósofo y preceptor de Alejandro el Grande. La idea inicial era que la Biblioteca contara con una copia de todas las obras escritas en griego, pero después se pensó que era mejor atesorar una copia de toda obra de interés escrita en cualquier idioma; por último, se abandonó el concepto mismo de .obra de interés por el de conseguir un ejemplar de toda obra existente.

La Biblioteca-Hija. Ptolomeo III (ca. 282-222 a. C.), Everguetis (el ‘Benefactor’) será el fundador de la “Biblioteca-Hija” en el Serapeum (templo dedicado a Serapis, una divinidad que era una combinación de Osiris y Apis), en la Acrópolis de la colina de Rakotis, que sumara 700.000 volúmenes según el escritor latino Aulio Gelio (ca. 123-ca. 165 d. C.). Cuando los helenos hablan de volúmenes se referían a rollos de papiros, y cada uno de ellos equivalía a unas 64 páginas actuales, así que se necesitaban muchos para formar un libro. Difícilmente una obra cabía en un solo rollo. (Ricardo H. Elia, Byzantion Nea Hella).

Roma (entre 88 y 44 a. C.) estaba sumida en guerras civiles. Entre 49-46 a. C., entre los partidarios de los triunviros Cneo Pompeyo (106-48 a .C.) y Julio Cesar (100-44 a. C.), mientras, en Egipto, la dinastía ptolemaica estaba en decadencia. Hacia el año 51 a. C., el trono estaba ocupado por una reina de solo 17 anos, Cleopatra VII (69-30 a. C.), cuando Julio César llegó a Alejandría con 4.000 soldados (persiguiendo a Pompeyo, previamente asesinado por los ptolemaicos), durante la conquista de la ciudad incendió la flota alejandrina (72 naves) y el fuego se extendió y destruyó la Biblioteca. (Edward Morgan Forster, 1879-1970). Y más de 40.000 rollos de papiro fueron destruidos.

Parece ser que la Biblioteca mantuvo su actividad durante el periodo de la administración colonial romana, si bien, durante el siglo II y III d. C. la ciudad sufrió nuevos desastres y saqueos, aunque el material salvado de la Biblioteca-Madre será trasladado al edificio del Serapeum, en el sur de la ciudad, e integrado a la Biblioteca-Hija.

En 297, tras una revuelta, Alejandría fue  tomada y saqueada por las tropas de Diocleciano, tras un asedio de ocho meses, y se sabe que Diocleciano ordenó quemar millares de libros relacionados con la alquimia y las ciencias herméticas, para evitar que alguien pusiera en peligro la estabilidad monetaria.

En 330, con la fundación de la nueva capital imperial, Constantinopla, es probable que parte de su contenido fuera incautado por las autoridades imperiales y trasladado a la Nueva Roma.

También un terremoto, en  del 21 de julio de 365,  fue particularmente devastador. Según las fuentes, hubo 50.000 muertos en Alejandría, y el equipo de Franck Goddio del Institut Européen d´Archéologie Sous-Marine, ha encontrado en el fondo de las aguas del puerto cientos de objetos y pedazos de columnas que demuestran que al menos el veinte por ciento de la ciudad de los ptolomeos se hundió en las aguas, incluyendo el enclave de la Biblioteca.

El final de la Bibliotheca Alexandrina. Durante el siglo IV después de la proclamación del cristianismo como la religión oficial del imperio romano, los viejos cristianos de la Tebaida, y los prosélitos, odiaban la Biblioteca porque esta era el último reducto de las ciencias paganas. Paradójico que un siglo antes allí hubiera estudiado y formado cientos de discípulos un filosofo racional, al tiempo que espiritual, como Plotino (205-270), fundador del neoplatonismo. Cuyo aporte sobre la concepción de la realidad universal es su teoría sobre la trinidad: El Uno, el Nous y el Alma.

Durante el reinado del emperador Teodosio I (Imperio de Oriente, 379-392),  según las Crónicas Alejandrinas, un manuscrito del siglo V, fue el Patriarca monofisita de Alejandría, Teófilo (385-412), quién consiguió un edicto del emperador ordenando la demolición de templos paganos, siendo el destructor y saqueador del Serapeum, el complejo que contenía la Biblioteca-Hija, la última biblioteca de la Antigüedad.

 “Agora” (2009), la pelicula de Alejandro Amenábar, basada en la biografía de la filosofa y científica alejandrina Hipatia (ca. 370-ca. 415), hija del matemático Theon Alexandricus (ca. 335-405), ilustra con realismo y veracidad los momentos en que la Biblioteca-Hija es destruida por los fanáticos monofisitas.

Su  destrucción significó la pérdida de aproximadamente el 80% del conocimiento de la  civilización greco-helenística, además de importantes  legados de culturas asiáticas y africanas, lo cual se tradujo en el estancamiento del progreso científico durante más de cuatrocientos años, hasta que finalmente seria reactivado durante la Edad de Oro del Islam (siglos IX-XII) por sabios de la talla de ar-Razi, al- Battani, al-Farabi, Avicena, al-Biruni, al-Haytham, Averroes y tantos otros.

Bibliotheca Alexandrina, recuperada e inaugurada en 2002. 1.600 años después de su desaparición definitiva, la nueva Biblioteca Alejandrina ocupa una superficie de 36.700 m2, proyectada en 1987, fue promovida por la Universidad de Alejandría junto con el gobierno de Egipto y patrocinado por la Unesco (durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza, 1987-1999) y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Su espíritu, conectado con el de la Antigua Biblioteca de Alejandría, conmemora un momento histórico del pensamiento humano, el intento de albergar un summum del conocimiento, reuniendo las escrituras de todos los pueblos. Para hacer posible este proyecto se lanzó una llamada de colaboración a nivel mundial y muchos países (europeos, americanos y árabes, junto a la UNESCO) han contribuido con donaciones de recursos, equipos y volúmenes.

En la actualidad, es la cuarta biblioteca más grande del mundo. Contiene una de las salas de lectura más grandes del planeta, con capacidad para 2.000 personas, 2 millones de libros y capacidad para 5 millones, libros en 80 idiomas (entre los que destacan árabe, inglés y francés). A partir de ahora, también Os Olhos do Coração, en portugués, del brasileiro Augustino Chaves.

Francisco Lara Mora, 25/03/2018

EL VIAJE DE LA DÉCADA

Byblous Tours (http://www.byblostours.com/) y Hamdi Zaki organizan un inolvidable viaje histórico a Egipto llamado el viaje de la década ya que por primera vez en la historia puedes visitar nada menos que la Tumba de Tutankhamón en el Valle de los Reyes (Luxor) y el nuevo Museo Arqueológico de El Cairo, el más grande del mundo. Ambas visitas en exclusiva, ya que no están abiertas al público.

Sin mencionar, un maravilloso crucero por el majestuoso río Nilo, la visita a las Pirámides, al Egipto islámico y a la cripta donde se refugió la Sagrada Familia en la Huida a Egipto, huyendo de Herodes, o los grandiosos templos de Abu Simbel, entre otras maravillas. Es de mencionar que seremos recibidos por el ministro de Arquelogia dr. Khaled Anany y por el Secretario General de Arqueologia dr. M.Waziry.

Fecha del viaje del 1/3 al 10/3 de 2018

Hamdi Zaki

HALLADA UNA POSIBLE ESTELA DE AMARNA (AKENATÓN) EN DAIRUT

A finales del mes de enero, en una excavación ilegal en una casa de dos hermanos en el pueblo de Dairut, al norte de Asiut, se halló en un pozo excavado bajo la casa un gran fragmento de una estela de piedra caliza inscrita con jeroglíficos egipcios del reinado de Akenatón.

También se encontraron otros  elementos arquitectónicos. La estela de caliza mide 165 cm x 60 cm x 20 cm, con un peso aproximado de 200 Kg. 

No está claro si la estela permaneció en ese lugar durante tres mil quinientos año o podría ser un botín oculto,  procedente de otro lugar.

La pieza se encuentra actualmente en manos de las autoridades egipcias. Hasta el momento, el Ministerio de Antigüedades de Egipto no ha difundido más informaciones sobre el asunto.

(Fuentes: árabe Youm7, etc.) F.B.
http://www.youm7.com/…/%D8%B5%D9%88%D8%B1-%D9%87%D9…/3620983
https://www.7adramout.net/…/%D8%B9%D8%A7%D8%AC%D9%84-%D9%85…

 

THE GREAT EGYPTIAN MUSEUM

After greeting and respect
The Egyptian Antiquities Ministry carried the statue of the Pharaonic king Ramses II to settle in his new final location in the lobby of the Grand Egyptian Museum during a ceremony in which he played military music.
 
The 3200-year-old statue was placed at the site of the first visitors to the Grand Museum, which is due to open in part this year in the Giza Pyramids.
The military music played the process of moving the statue, sculpted from pink granite and weighed 83 tons, about 12 meters high, up to a distance of about 400 meters, used a truck dragging very slowly two large vehicles with a metal frame specially designed for this purpose.
This statue was in front of the temple of Ptah in the city of Manf – Saqqara now – and now returned to do the same role to protect the culture and art at the top of the lobby of the Grand Museum.
He added that the cost of transporting the statue amounted to about 13.6 million Egyptian pounds, or equivalent to about 800 thousand US dollars, including the work of strengthening and insulation and packaging of the statue to protect him in addition to paving and processing of a special road to bear the weight of his weight.
The new museum, which will include rare treasures, including the treasures of young King Tutankhamun, is still under construction for 16 years at a cost of more than $ 1 billion and is due to open entirely in 2022.
The statue was first moved more than 3,000 years ago from the Aswan quarries in southern Egypt to the city of Memphis, the capital of unified Egypt at the time, (now buried dead) south of Cairo to settle in front of the temple of Ptah. The Italian archaeologist Giovanni Cavellia discovered it in 1820 And tried to move him to Italy but could not because of the heavy weight of the statue.
                                         
The late Egyptian president Gamal Abdel Nasser issued a decision in 1955 to transfer him to the field of “Bab al-Hadid” in Cairo, which became known as the famous “Ramses” field, and was transferred again in 2006 to preserve the exhaust of cars to settle in its current location in the lobby of the Grand Egyptian Museum
King Ramses II, known as Ramses the Great, ruled Egypt for 68 years from 1279 to 1213 BC and is believed to have lived until he was 90 years old, leaving many traces of his name scattered throughout the country.
The ministry plans to transfer 43 large royal statues from the Egyptian Museum to the Grand Museum.
Greetings very much
Mohamed Hassan Abdel Fattah
Director of Archaeological Documentation
Ministry of Antiquities

35º FESTIVAL DE CINE DE EL CAIRO

El festival más importante de África y el Mundo Árabe, una isla junto a Tahrir. 7/diciembre/2012

                      Con Andy Amadi director nigeriano

La ceremonia de entrega de premios del 35º Cairo internacional Film Festival fue cancelada a causa de la fuerte agitación política suscitada en Egipto, primero, por la firma, por parte del Presidente Mohamed Mursi, de un decreto que en el que se atribuía poderes por encima de la ley y, a continuación, por la elaboración contra reloj de un texto constitucional sin la participación de los partidos de la oposición (laicos); texto que mantiene los principios de la sharia como principal fuente de legislación e ignora la igualdad de la mujer; Establece  el mandato presidencial en un máximo de ocho años, pero prorrogando los privilegios de los militares, que ocuparían la cartera de Defensa, seguirían juzgando a civiles y mantendrían su blindaje frente al poder legislativo amparados en el secreto de su presupuesto.

                Ceremonia de apertura con el Ministro de Cultura

Una rueda de prensa con la presencia del Presidente del Jurado, el italiano Marco Müller, reemplazó la gala suspendida. El ministro de Cultura  Shaker Abdel Hamid que participó en la Gala Inaugural del Festival en el Opera House, excusó su presencia “dadas las circunstancias y los acontecimientos que tienen lugar en el país…”. Los asistentes dedicaron un minuto de silencio para rendir homenaje a los caídos durante la revolución, con mención expresa a las seis muertes sucedidas en los alrededores del Palacio Presidencial, dos días antes; Y los cantos que habitualmente se corean en la Plaza de la Revolución -Tahrir- llegaron al edificio de la Opera House, sede principal del Festival.

Marco Mueller, presidente del Jurado

El Jurado del Concurso Internacional de Largometrajes tomó sus decisiones por unanimidad. En esta 35 edición, el jurado decidió no otorgar el Premio al Mejor Director, el Premio Wahba Saad Eddin al Mejor Guión y el Premio Youssef Chahine a la Mejor Contribución Artística. Decidiendo los siguientes premios:

La Pirámide de Oro a la mejor película fue para  Rendez-Vous en Kiruna , dirigida por la francesa Anna Novion. Un  sencillo y conmovedor relato de un hombre en busca de convertirse en el padre que nunca fue…

La Pirámide de Plata, Premio Especial del Jurado fue otorgado a  L’industriale , del italiano Giuliano Montaldo, un drama sobre una fábrica al borde de la quiebra en el norte de Italia. Por la transformación de nuestra crisis económica contemporánea en una tragedia verdaderamente moderna…

El Premio de la Crítica Internacional “Shadi Abdel Salam” a la mejor ópera prima fue otorgado a los directores venezolanos Luis Alejandro y Andrés Eduardo Rodríguez por su película  Brecha en el Silencio . Por la descripción oportuna, sensible y conmovedora de un asunto familiar importante… Y su protagonista, la venezolana Vanessa Di Quattro,  recibió el Premio a la Mejor Actriz por su interpretación de una adolescente  con discapacidad auditiva, explotada por su madre, que  trabaja en una empresa textil.

Marian Dziedziel ganó el Premio al Mejor Actor por su papel protagonista en el drama polaco Jerzy Domaradzki –The Fifth Season of the Year- Por su actuación rica y sutil de un hombre de mayor edad, en una evolución futura de su vida…

El Premio  Naguib Mahfouz a la Mejor Película Árabe fue para Les MécréantsLos Malhechores- del director marroquí  Mohcine Besri, por su alto valor artístico,  invitando al diálogo, la convivencia y la aceptación del otro…

El Premio Plaza Tahrir a la mejor película de promoción de valores y derechos humanos fue otorgado a Rose, del director polaco Wojciech Smarzowski. Un drama bélico ambientado en la inmediata posguerra, en Masuria, una región de mayoría étnica germana que fue anexionada por Polonia al finalizar la Segunda Guerra Mundial…

                    Horia Farghaly, presentadora del acto de apertura

IMPORTANTE PRESENCIA IBEROAMERICANA

Además de la doblemente premiada Brecha en el Silencio, el evento egipcio, también proyectó las cintas venezolanas Piedra, papel o tijera de Hernán Jabes (Historia  en torno a dos familias que pertenecen a estratos sociales distintos que verán cruzados sus destinos, después de que ambas cometan acciones morales cuestionables…) y Er relajo der loro de John Petrizzelli (La historia de Venezuela, desde los años 50 a Chávez, desde la visión de un loro, mezcla de humor y sarcasmo…)

También Brasil contó con tres largometrajes, Essa Maldita Vontade de ser Pássaro de  Paula Fabiana y Adrian Steinway (Una bailarina clásica que termina en un cabaret, un violonchelista buscando venganza, un transexual maduro olvidado, un amante esclavo de su obsesión…); Boa Sorte Meu Amor de Daniel Aragão (Un discurso sobre las raíces de la clase oligárquica de Pernambuco, a través de la relación de una estudiante de música y un empresario de la construcción, especializado en demoliciones. Una crítica a la negligencia con los edificios históricos…); y A Ultima Estação de Marcio Curi (1950. El joven libanés Tarik abandona su país en busca de una vida mejor en Brasil, llegando al puerto de Santos cae al mar y rescatado por Alí, otro joven libanés. Décadas más tarde Tarik, en compañía de su hija –que declina seguir los ideales religiosos y de comportamiento inculcados por su padre- viaja por el nordeste brasileño en busca de Alí…)

De Méjico llegó No quiero dormir sola de Natalia Beristáin (Amanda es incapaz de dormir sola. De día es una mujer tranquila y ordenada, y de noche encadena amantes que la ayudan a superar la oscuridad. Su estilo de vida se trastoca el día que tiene que hacerse cargo de su abuela Dolores, una actriz retirada que baña en alcohol los recuerdos de sus glorias pasadas…); Del Cono Sur, la película chilena Aquí estoy, aquí no… de Elisa Eliash (Gordo y deprimido tras ver morir a su mejor amigo, el periodista Ramiro Hidalgo es contratado para escribir la biografía no autorizada de Ana Patricia Ahumada Jones, una leyenda del rock chileno…); De Guatemala, en coproducción con España, Chile y Alemania, Polvo de Julio Hernández Cordón (Un hombre indígena, conociendo al responsable de la desaparición de su padre, guarda silencio y convive con el deseo de venganza, mientras participa como personaje en un documental sobre la posguerra en Guatemala…); y, por primera vez en El Cairo, una cinta de Puerto Rico, I am a Director de Javier Colón Ríos (Una inteligente y muy divertida crítica al cine de Hollywood, donde el bajo presupuesto queda ampliamente rebasado por  grandes dosis de ingenio y originalidad…)

España estuvo representada por media docena de largometrajes, SOLEI-MAN de Mohamed El Badaoui, director nacido en Al Hoceima y afincado en Madrid (Soleiman es un pescador de una isla  del norte de Marruecos (Al Hoceima). Vive con su esposa, Aisha, y su hijo Ismael, enfermo de cáncer. Soleiman y Aisha forman una familia feliz … hasta que aparece Eva y es cautivada por Soleiman…); Vilamor del cineasta Ignacio Vilar (Galicia, 1977. Un joven altruista lleno de buenas intenciones, se topa con una comuna libertaria instalada  en las inmediaciones de su aldea, dejándose seducir por el ideal de un estilo de vida alternativo,  recuperando la aldea perdida de Vilamor. Sin propiedad privada, con amor libre, trabajando la tierra y en total comunión con la naturaleza, el sueño comienza a hacerse realidad…); Dictado de Antonio Chavarrías (Thriller psicológico. Julia, tras quedarse huérfana, es acogida por Laura y Daniel, un amigo de la infancia de su padre. La presencia de la niña va haciendo que Daniel se sienta desplazado, su malestar aumenta cuando empieza a sentir como amenazas algunas de las acciones de la niña y ella comienza a desvelar las claves de un pasado terrorífico que él había enterrado…); Los pasos dobles de Isaki Lacuesta, Concha de Oro en San Sebastián 2011 (En el paisaje del País Dogón y sus gentes, un relato múltiple y cruzado, a través de un viaje y  la búsqueda de un búnker secreto como símbolo del misterio, reinterpretando los datos dispersos de la biografía de François Augiéras, la rica tradición oral africana con la fisonomía de sus pobladores, con la colaboración de pintor Miquel Barceló…); Un suave olor a canela de Giovanna Ribes (Valia es una mujer joven, solitaria e introvertida, una creadora de espacios visuales y escritora que ha sido aclamada por la crítica intelectual, vive separada de lo que está sucediendo en realidad, como observadora, pero a partir de que le detectan cáncer su vida cambia…); por último, Ali, la ópera prima del sevillano Paco R. Baños (Candidata a los Premios Goya 2013, una muestra del excelente cine independiente que se realiza en nuestro país. Un cuidado guión que encadena guiños y códigos a tutiplén, interligando las escenas, con generosa frescura al ritmo de una música determinante, original y muy acertada. La historia, espejo de los tiempos que corren,  pivota sobre las relaciones de la protagonista adolescente, Ali, con su madre -sus novios y sus depresiones-  y, como consecuencia, su miedo a enamorarse de Julio…Una película que promete una dilatada existencia).

                      Con el sevillano Paco Baños, director de Ali

ULTIMO FESTIVAL DEL CALENDARIO DE 1012 (FIAPF)

El Cairo Internacional Film Festival, uno de los 14 certámenes Clase A, junto con los de  Berlín, Cannes, Sanghai, Moscú, Karlovy Vary, Locarno, Montreal, Venecia, San Sebastián, Varsovia, Tokyo, Mar del Plata e India, volvió a la escena internacional después del impase del año anterior, como consecuencia de la Revolución, exhibiendo 174 películas de 64 países.

                       La Plaza de Tahrir durante los días del Festival

Si la organización del Festival hubiera tenido oportunidad, probablemente hubiera suspendido la 35º edición; pero las protestas en la Plaza Tahrir el pasado 27 de noviembre coincidían con la llegada de los invitados internacionales –alrededor de 200- y se resolvió retrasar un día la Gala Inaugural -dedicada a “los mártires de la Revolución del 25 de enero” que logró poner fin a la era Mubarak tras 18 días de protestas- y, como consecuencia, el resto de las actividades del calendario corrieron una fecha.

El Festival Internacional es un evento de primera magnitud, el más importante de África y del Mundo Árabe, del que Egipto no debiera prescindir. Coincidentemente, los revolucionarios están luchando también por la supervivencia del Festival; pues si finalmente se impone la Constitución que propone Mursi, difícilmente esta valiosa Muestra pueda escapar a la censura.

           Manifestación copta en Tahrir

Ante la ola de protestas contra el decreto aprobado por Mursi y mediante el que el presidente ha ampliado sus poderes, al menos seis de sus asesores han dimitido. El periódico estatal Al Ahram ha identificado a  Seif Abdel Fatá y y Ayman el Sayyad, y  la agencia Reuters identifica a un tercero, Amr al Leithy.

La tensa actualidad política acabó por afectar al Festival y el director egipcio Wael Omar retiró -en protesta por la violencia policial- In Search Of Oil and Sand –En Busca de Petróleo y Arena-, documental codirigido con Philippe Dib (UAE), presentado a  concurso en la sección de Cine Árabe;  el escenógrafo Ansy Abu Seif se negó a aceptar un premio honorífico del Festival en protesta por la reciente declaración constitucional y el proyecto de la controvertida Constitución; y el Sindicato de Profesionales de Cine emitió un comunicado en solidaridad con Abu Seif y expresó su rechazo a las cláusulas del proyecto de constitución que limita la libertad de expresión y la creatividad. Así todo, una muestra artística internacional de esta envergadura no deja de ser un estupendo canal de comunicación con el mundo, que merece ser preservado y abrirse tanto a la audiencia del gran público, como a los jóvenes creadores egipcios.

Francisco Lara Mora, El Cairo 7/diciembre/2012

ZAHI HAWASS RECIBE EN EL CAIRO LA DISTINCIÓN COMO PERSONALIDAD CULTURAL DEL AÑO

Las oficinas del SCA (Consejo Superior de Antigüedades) de Egipto en El Cairo (2/01/11) ha sido el lugar elegido para realizar el acto de entrega del premio que la organización cultural española APFOA (Plataforma para el Fomento de los Oficios Artísticos) concedió al Dr. Zahi Hawass, Secretario General del SCA.

Francisco Lara, vicepresidente de APFOA, hizo entrega al Dr. Hawass de la escultura de bronce original  de Don Quijote, realizada por Antonio Páez, y el certificado acreditativo de su elección como Personalidad del Año por sus esfuerzos para preservar y difundir el patrimonio cultural y arqueológico de Egipto.

Hawass fue elegido por APFOA por difundir las maravillas del patrimonio de Egipto a través de sus sorprendentes descubrimientos y por los grandes proyectos de restauración que ha llevado a cabo en diferentes monumentos. Lara señaló entre los proyectos de restauración más importantes llevado a cabo por Hawass son el Templo de Hibis en el Oasis de Kharga y el Serapeum y la Pirámide escalonada de Zoser, ambos en Saqqara.

El famoso arqueólogo egipcio se mostró satisfecho por el premio y declaró que el mismo pone de relieve las excelentes relaciones entre Egipto y España, especialmente en el campo de la arqueología. En la actualidad dos expediciones españolas se encuentran trabajando en Egipto: la primera está excavando las tumbas de los nobles en la orilla oeste del río Nilo en Luxor, y la segunda excava y restaura en el sitio de Al-Bahnasa en el Egipto Medio.

Hawass comentó su interés en realizar intercambios de jóvenes restauradores entre ambos países, como forma de impulsar la cooperación, lo que permitiría a los jóvenes egipcios  ser entrenados en las últimas técnicas de restauración.  Lara mostró a Hawass y a su equipo algunos de los proyectos de restauración de patrimonio histórico llevados a cabo en España durante los últimos años y les invitó  a visitar  los talleres de restauración con que la organización cuenta en Madrid.

El responsable de APFOA trasladó el interés de la organización española en colaborar en el proyecto de Hawass de realizar réplicas de las tumbas más importantes para desviar a ellas el turismo, al tiempo que se realizan trabajos de conservación de las originales para preservarlas para la posteridad. Hawass anunció que tiene previsto cerrar la tumba del faraón Tutankamón, la más visitada del Valle de los Reyes, la excepcional necrópolis faraónica de la Antigua  Tebas (Luxor), para evitar que el turismo masivo degrade irremediablemente la tumba descubierta por Howard Carter en 1922.

El Cairo, 2 de enero de 2011

******

http://english.ahram.org.eg/NewsContent/9/40/3019/UI/Front/RSS.aspx

http://www.apfoa.org/es/blog/37-blog-con-comentarios/125-nota-de-prensa.html

http://www.drhawass.com/blog/personality-year-award

http://egiptomaniacos.top-forum.net/t4371-hawass-condecorado

http://www.antikitera.net/news.asp?id=9729&T=2