NOTAS SOBRE EL 33 FESTIVAL INTENACIONAL DE CINE DE El CAIRO

Los principales premios del 33 Festival Internacional de El Cairo, realizado entre el 10 y el 20 de noviembre de 2009, fueron compartidos por dos historias europeas de crecimiento espiritual,  elegidas entre diecisiete películas de dieciséis países.

“Letters to Father Jacob” del director finlandés Klaus Haro levantó la Pirámide de Oro a la mejor película y el premio al mejor guión, mientras que “The Hedgehog”, basado en la novela francesa de éxito “The elegance of the Hedgehog” –de Muriel Barbery-, recogió el del mejor director y el premio especial del jurado (presidido por el director y productor indio Adoor Gopalakrishnan, siendo el estadounidense Tom Berenger y el hispano-argentino Juan Diego Boto dos de los doce componentes del mismo jurado).

El premio al mejor actor ex aequo se dividió entre el talento local Fathy Abdel Wahib, estrella de “Nile Birds”, épica egipcia sobre las aves, y el actor indio Subrat Dutti por su papel en el melodrama Jai Tank Madholal Keep Walking.

La actriz polaca Karolina Piechota recogió el premio a la mejor actriz por su actuación en la tragicomedia “Splinters”.

                   Actriz polaca Karolina Piechota

El drama palestino de Shereen Dabis “Amreeka” ganó el premio al mejor film de temática árabe, mientras que el premio al mejor digital-Film , nueva sección en esta edición del festival,  fue el  de bajo presupuesto filipino “The Rapture of Fe”. El ministro egipcio de Cultura Farouk Hosni dedicó el 33º Festival de El Cairo a la memoria de Shadi Abdel Salam, el autor egipcio que realizó en 1969 “Al-Mumia” (La Momia), que se proyectó  frente a las Pirámides y la Esfinge de Giza.

La edición de este año dedicó una sección a homenajear el cine indio con un  (19-round-up) maratón de cine de películas recientes de dentro y fuera de la máquina de producción de Bollywood, dando inicio con el drama “New York” de Kabir Khan , que abrió el festival. Otra sección homenaje incluyó un enfoque del cine argelino contemporáneo, con 11 películas.

                       La actriz india Celina Jaitlei

Samuel L. Jackson, Salma Hayek y Lucy Liu viajaron para dar su aportación de glamour de Hollywood en la faraónica fiesta inaugural. El mercado de cine no está en su mejor momento pero el presidente del festival Ezzat Abu-Ouf ha anunciado que tiene intención de relanzar en 2010 la cooperación con los profesionales del mercado internacional de cine.

El festival más importante de África y del Mundo Árabe, entre los trece más importantes del mundo.

                 Director General de Cinematografía de Nigeria

El Cairo es uno de los 49 festivales de cine del 2009 reconocidos oficialmente por la FIAPF (Federación Internacional de asociaciones  de Productores de Films). Actualmente los 49 se agrupan en cuatro especialidades: Competitivos de largometrajes –trece, entre los que se encuentren El Cairo y San Sebastián-. No competitivos de largometrajes. Especializados y Documentales y cortometrajes. La FIAPF los controla cualitativamente y elabora informes (pueden verse en su web www.fiapf.org) en los que valora extremos tales como el número de films exhibidos, de sus estrenos internacionales y mundiales, de los periodistas asistentes, de espectadores, etc.

                     Con el director argentino Eduardo Spagnuolo y la actriz Gabriela Felperini

El Cairo  más “glamuroso”

Por la alfombra roja del magnífico Cairo Opera House, un desfile multirracial donde contrastan mujeres que visten largos vestidos escotados,  con bellas mujeres ataviadas con “hiyab” (velo islámico). Invitado de honor la India con su poderosa industria cinematográfica de Bollywood, el Festival mostró en su inauguración una estética Hollywood, aunque el cine estadounidense no es el predominante durante estos días en la capital egipcia, que acogió la proyección de unas 150 películas procedentes de 67 países.

La ceremonia de apertura y la clausura, que se iniciaron con un espectáculo de danza moderna, estuvieron marcadas por la ausencia del famoso actor egipcio Omar Sharif, presidente de honor del festival, si bien en la clausura estuvo representado por su hijo. Por el escenario pasaron todos los miembros de los distintos jurados del festival, que cuenta con tres competiciones, una de filmes digitales, otra de películas árabes y otra internacional. En las ceremonias de apertura  y cierre del Festival participa “todo El Cairo” –su clase política, social y económica dominante-. La acogida de los parlamentos y las estrellas locales muestran una auténtica manifestación patriótica y de orgullo nacional, canalizado a través del Festival.

 

El inevitable Cairo

                   Khan El-Khalili, Cairo islámico

Imagino que es imposible abstraerse de esta realidad poblada por más de diecisiete millones de almas. El Cairo es lo mejor y lo peor para cualquier evento que se realice en este lugar. Inevitablemente El Cairo ejerce un influjo imposible de rechazar y uno se lanza a descubrir sus múltiples secretos. Así, parte de la actividad y contactos profesionales del festival  se suceden en las visitas turísticas organizadas por la propia organización del Festival y las fiestas nocturnas, casi diarias –cenas de gala Noche Argelina, Día de la concienciación medioambiental, cena cortesía Restaurante Taj Al-Sultan, Noche Africana en Mohamed Alí Palace…- ; fuera de éstos eventos, uno se pregunta ¿dónde están los 281 invitados del festival, entre directores, actores, productores, periodistas internacionales…? –Es imposible escapar a la magia de descubrir la variedad de atractivos que la madre de todas las ciudades de África contiene. Así, desde Cairo Islámico, el centro de El Cairo histórico -en él se encuentran La Ciudadela, Khan El-Khalili y la mayoría de las antiguas mezquitas, así como la ciudad de los muertos-, Cairo Antiguo, que  incluye el Barrio Copto, y Giza, al oeste de la ciudad, donde están las famosas pirámides y la Esfinge. El epicentro de la vida cultural cairota se encuentra en el Centro Cultural Nacional, un complejo de edificios culturales dedicados al teatro, danza, ópera y música, situado en la isla principal del Nilo, Gezira. En este centro destaca   El Cairo Ópera House , sede oficial del Festival. En las cercanías de la Isla se encuentra El Museo Egipcio, que recoge la mayor colección del mundo sobre el Antiguo Egipto, con más de 120.000 objetos. El museo se inauguró el 15 de noviembre de 1902, y experimentó un gran crecimiento a partir de 1922, con el descubrimiento de la tumba de Tutankamón por parte de Howard Carter.

                 Palacio de la Opera, sede del Festival

Hoy no se fía, mañana si”.

En El Cairo tuvimos la oportunidad de asistir a la proyección de la película escrita y dirigida por el director vasco-navarro, nacido en Izaba, Francisco Avizanda; que en inglés se llamó “Forever waiting”.

                       El director de cine vasco-navarro Francisco Avizanda

La película a través de un magnífico retrato de mujer, Gilda, muestra el funcionamiento de la red de confidentes estructurada por el SPDG (Servicio de Documentación de la Presidencia de Gobierno) del servicio secreto franquista.

Con escasos movimientos de cámara, Avizanda nos muestra un panorama tremendo de miedo, de miserias, delaciones y traiciones. Y todo ello a través de las relaciones sexuales y la vida amorosa de la protagonista, que durante la proyección de la película  provocaba el ir y venir, el salir y entrar de la sala, de mujeres tocadas con velo…, da para pensar… Otra película paralela.

En definitiva una descarnada muestra de la sociedad franquista de los años cincuenta, comprometida y realizada sin concesiones. Película, aunque dura, muy aconsejable.

Francisco Lara Mora, 22/noviembre/2009

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *